Polémica por la campaña pro vientres de alquiler que se apropia del lema «Nosotras parimos, nosotras decidimos»

Numerosas asociaciones piden a la alcaldesa de Madrid que retire la publicidad de sus calles por promover una actividad ilegal

Actualizado:

«Nosotras parimos, nosotras decidimos». Un lema tradicionalmente feminista que inunda las calles cuando de reivindicar los derechos de la mujer se trata y que ahora ilumina también algunas de plazas más céntricas de Madrid y Barcelona. Pero por una causa totalmente contraria a la feminista: por una campaña a favor de los vientres de alquiler impulsada por la asociación «Son Nuestros Hijos» bajo el lema #YoGestaría.

La indignación no se ha hecho esperar. Colectivos como la Red Estatal Contra el Alquiler de Vientres han pedido a la alcaldesa de Madrid que «velen por la legalidad vigente», es decir, aquella qu eno contempla prácticas como la gestación subrogada, introducida en el debate político por grupos políticos como Ciudadanos, a favor de la misma. «Es una campaña indigna, de alguien que defiende una práctica indigna y que no tiene límite a la manipulación», ha subrayado en declaraciones a Europa Press la portavoz de la asociación, que agrupa a diversos grupos feministas.

Por su parte, el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid ha exigido la retirada de dicha publicidad de las calles madrilesñas. Desde su punto de vista, la capital madrileña no puede ser el «escaparate» de una actividad ilegal en España que, encima, atenta contra los derechos de las mujeres. El colectivo, que agrupa a las diferentes asociaciones de mujeres, piensa dirigirse por carta tanto a la alcaldesa como al presidente madrileño Ángel Garrido para «exigir» la retirada de la publicidad, según recoge Efe.

En un comunicado difundido, el Consejo de Mujeres defiende que esta práctica va en contra de los derechos de las mujeres y también de la «la dignidad de la sociedad en su conjunto», según el colectivo apropiándose de lemas feministas en la defensa del aborto. «Ellas paren, pero el negocio y el negociador son quienes deciden y los que se lucran», defienden este colectivo feminista, que compara la gestación subrogada con la prostitución al considerar ambas actividades como «mercantilización de los cuerpos de las mujeres» por parte del «capitalismo neoliberal», en el caso de los vientres de alquiler a través de la «explotación reproductiva».

Unos 6.000 carteles se han distribuido en calles céntricas de Madrid y Barcelona. Además, cuentan con tres vallas publicitarias, y con la pantalla de la madrileña plaza de Callao, que se ha iluminado con el polémico lema que da inicio a la campaña #YoGestaría.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia