JAIME GARCÍA | Vídeo ATLAS

Las mujeres europeas trabajan gratis 59 días al año

Respecto a los hombres, tienen que trabajar dos meses más para ganar sus mismos sueldos

De los 609 consejeros delegados de grandes empresas que hay en Europa, solo 36 son mujeres

En España, el trabajo doméstico no remunerado supondría el 27 por ciento del PIB

Actualizado:

Son la mitad de la población, ocupan los mismos puestos que sus compañeros, trabajan las mismas horas y están a las órdenes de los mismos jefes. Sin embargo, en Europa, las mujeres tienen que trabajar 59 días más que los hombres para ganar su mismo sueldo. En España, un poco por debajo de la media europea, la desigualdad salarial se reduce hasta los 52 días.

Aunque la brecha de género se va reduciendo lentamente, las mujeres europeas todavía cobran un 16 por ciento menos que los hombres. Así se desprende del último estudio, titulado Voces contra la precariedad: mujeres y pobreza laboral en Europa elaborado por Oxfam Intermón. Según explican desde la ONG, parte de esa brecha se justifica por factores como la edad de los trabajadores, su experiencia y el tamaño de la empresa, pero un 14 por ciento de esa brecha en nuestro país queda «sin explicar».

Durante 2014, año objeto de análisis, una de cada cinco mujeres experimentó una baja remuneración en comparación con el uno de cada diez hombres (o lo que es lo mismo: la mujer tiene el doble de posibilidades de tener un trabajo mal remunerado). Por otra parte, de los 609 consejeros delegados de grandes empresas que hay en Europa, solo 36 son mujeres.

El informe también destaca que las mujeres tienen el doble de posibilidades que los hombres de estar en un trabajo parcial no deseado: ellas suponen casi cuatro de cada cinco personas trabajadoras a tiempo parcial en Europa; en España son casi tres de cada cuatro personas con un trabajo parcial involuntario son mujeres. En el trabajo voluntario a tiempo parcial el género es clave: casi una de cada dos mujeres en Europa lo hace por trabajo de cuidados no remunerado, frente al 13% de los hombres. Las mujeres más precarizadas son migrantes, jóvenes y familias monomarentales que están en riesgo de caer en la pobreza laboral, según afirma Chema Vera, el director de Oxfam Intermón.

27% del PIB

España es el país con más riesgo de pobreza laboral de toda la Unión Europea para las mujeres migrantes: más de una de cada 3 mujeres migrantes. Además, ser familia monoparental, también incrementa el riesgo de pobreza laboral. En España, más de la mitad de las familias monoparentales están en riesgo de pobreza y exclusión social. El 83% de estas familias están encabezadas por mujeres.

En el mundo, el trabajo doméstico no remunerado de las mujeres asciende a 10 billones de dólares al año, el 13% del PIB mundial. Este mismo dato en España, supondría el 27% del PIB. De hecho, las mujeres en Europa dedican una media de 22 horas a la semana al trabajo no remunerado, mientras que los hombres dedican menos de 10 horas.

Según informan desde la ONG, muchas de las mujeres entrevistadas en varios países europeos –como España, Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia– coinciden en que la situación de precariedad y pobreza laboral en la que viven acaba afectando a su bienestar físico y psicológico. El estrés y la ansiedad causada por la dificultad de a fin de mes, ligada al desgaste físico, mental y emocional del trabajo remunerado y no remunerado, a la peligrosidad de las condiciones laborales, la falta de tiempo personal y la constante presión por realizar más trabajo por menos salario, deja a las mujeres desmoralizadas, exhaustas y socialmente aisladas.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia