El maltrato de las personas mayores es un problema social mundial
El maltrato de las personas mayores es un problema social mundial

El silenciado maltrato a los mayores

El 14 de junio se celebra el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez para que todo el mundo exprese su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a personas mayores

Actualizado:

Cada 14 de junio se celebra el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Esta jornada, instituída por la Asamblea General de la ONU en diciembre de 2011, sirve para que todo el mundo exprese su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a personas mayores.

«El maltrato de las personas mayores es un problema social mundial que afecta a la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo y es, por tanto, un problema que requiere la atención debida por parte de la comunidad internacional», explica Naciones Unidas.

En una nota de prensa la Universidad Abierta de Catalunya (OAC) expone que la realidad es que uno de cada seis mayores de 60 años sufre violencia psicológica, ataques físicos, agresiones sexuales o abusos económicos. Y la mayoría no lo denuncia por miedo o vergüenza.

Además, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 33 % de los ancianos que están en residencias es víctima de abusos. En España, estas cifran descienden, «aunque no existen demasiados estudios y la mayoría de los casos de maltrato permanecen ocultos», advierte Montserrat Lacalle, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la OMC. Por ejemplo, según el informe «Factores de riesgo del maltrato de personas mayores en la familia en población española», elaborado por el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, el 0,8 % de los ancianos decía sufrir maltrato por parte de algún familiar. Los cuidadores de personas mayores con dependencia reconocían, por su parte, tasas mayores de maltrato: en concreto del 4,5 %.

«Se prevé que el maltrato a las personas mayores vaya en aumento», advierte Lacalle, ya que la población envejece y cada vez habrá más personas dependientes, uno de los factores que multiplica el riesgo a la hora de sufrir malos tratos.

Es muy difícil que una persona mayor denuncie a su cuidador, sobretodo si es un familiar
Es muy difícil que una persona mayor denuncie a su cuidador, sobretodo si es un familiar

El problema invisible

Según el estudio «Percepción de la población sobre los maltratos a las personas mayores», presentado por el Grupo Mémora en 2015, el 26,2 % de las personas consultadas afirmaba conocer en primera persona casos de maltrato hacia la gente mayor.

Sin embargo, los expertos informan que el maltrato a los ancianos es un problema casi invisible. En este mismo estudio se detectó que «la mayoría de las personas no denuncia por miedo o vergüenza. Es muy difícil que una persona dependiente denuncie a su cuidador -admite Lacalle- máxime si es un familiar o un hijo».

Además, muchas personas maltratadas se sienten culpables, creen que son una carga y temen acusar a sus hijos o parejas por miedo a lo que pueda ocurrir si lo hacen. «El maltrato dentro del hogar permanece oculto -explica Lacalle- aunque se da en mucha mayor proporción que en los centros de atención a personas mayores porque en el hogar no hay controles; en las instituciones, sí», sentencia.

«El maltrato dentro del hogar permanece oculto aunque se da en mucha mayor proporción que en los centros de atención a mayores»
Montserrat Lacalle , Profesora de la UOC

Más dependencia, más posibilidad

La mayor esperanza de vida viene acompañada de un incremento de personas con enfermedades degenerativas y dependientes y, en consecuencia, un aumento en el número de ancianos maltratados. «No por la edad», matiza Lacalle, «sino por la situación de dependencia».

El riesgo de sufrir maltrato se ve incrementado también por el estrés, el síndrome del trabajador quemado o la sobrecarga de los cuidadores. Y, en todo caso, «son las características del agresor, no las de la víctima, las que incrementan el riesgo de que se dé una situación de maltrato», reconoce la profesora.

El tipo más frecuente de malos tratos es el psicológico (11,5 %), seguido del maltrato físico y sexual (2,95 %). La negligencia (2,07 %) y el abuso económico (1,11 %) son menos frecuentes.

«Es necesario desterrar los prejuicios sociales que rechazan a las personas mayores»
Montserrat Lacalle , Profersora de la UOC

La profesora de la UOC señala también la necesidad de disponer de mayores recursos para evitar los casos de maltrato a personas mayores. Además, hace referencia a un cambio de mentalidad de las sociedades occidentales, en las que se ejerce un culto a la juventud y a la salud «que es la antítesis de la vejez». Para Lacalle, es necesario «desterrar los prejuicios sociales que rechazan a las personas mayores».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia