Siete millones y medio de escolares inician el regreso a las aulas

MILAGROS ASENJO
MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cerca de siete millones y medio de alumnos de los niveles no universitarios, más de 700.000 procedentes de familias inmigrantes, se incorporarán progresivamente a las aulas a partir del próximo día 8.

Los escolares de Educación Infantil y Primaria de La Rioja, Canarias y Comunidad Valenciana serán los primeros en hacerlo, mientras que los de Andalucía, Baleares, Cataluña y Madrid tendrán una semana más de vacaciones ya que iniciarán el curso el 15 de septiembre. Los últimos en incorporarse a las clases serán los estudiantes de Bachillerato de Andalucía, que lo harán el 22 de septiembre.

El nuevo curso nace plagado de novedades relacionadas todas ellas con la Ley Orgánica de Educación (LOE), que continuará su proceso de implantación, un proceso que deberá sortear los obstáculos derivados de la recesión económica, según han puesto de relieve los consejeros de las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación, debido a que la aplicación de las medidas legales requiere numerosos recursos humanos y materiales para garantizar su éxito.

De acuerdo con el calendario de la LOE, comenzarán a aplicarse las nuevas enseñanzas de Tercero y Cuarto de Primaria, de Segundo y Cuarto de Secundaria Obligatoria y de Primero de Bachillerato.

Esta circunstancia obliga a todas las autonomías a impartir Educación para la Ciudadanía, que debe formar parte del programa de uno de los tres primeros cursos de este nivel, así como Educación ético-cívica, la versión de la controvertida asignatura en Cuarto de la ESO.

En relación con la posibilidad esbozada por algunas comunidades de que los objetores -los grupos contrarios a la materia hablan de 40.000 objeciones- no acudan a clase, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, ha reiterado que no asistir a la clase de Educación para la Ciudadanía «tiene los mismos efectos» que no cursar Matemáticas.

Cuatro suspensos

Además, entrará a formar parte del currículum de Bachillerato la nueva disciplina Ciencias para el mundo contemporáneo, criticada también por los sectores que la creen innecesaria e incluso ven en ella un riesgo de adoctrinamiento.

Sin embargo, el mayor problema del nuevo Bachillerato reside, según el análisis realizado por directores y profesores, en la posibilidad que ofrece a los alumnos de Primero de no repetir curso completo si tienen hasta cuatro materias suspensas. El Bachillerato LOE les permite, si así lo desean, repetir sólo las pendientes y hacerlas compatibles con dos o tres de Segundo. Hasta ahora, los estudiantes con tres o más suspensos debían repetir curso completo.

Las críticas al modelo se centran en que los centros no disponen de los recursos necesarios para atender debidamente a los repetidores. Tampoco faltan quienes ven en la iniciativa un afán de encubrir el fracaso o los que consideran que la medida encubre un Bachillerato de tres años.

Otro precepto legal es el que introduce las evaluaciones de diagnóstico sobre competencias básicas -matemáticas, lingüísticas, científicas y sociales- de los alumnos de Cuarto de Primaria (9-10 años), y de Segundo de Secundaria Obligatoria (13-14 años).

Las pruebas se celebrarán en la primavera de 2009 entre una muestra de alumnos elegida al azar. El modelo se asemeja al programa Pisa y su objetivo es comprobar si los alumnos alcanzan las competencias y destrezas fijadas por la LOE, siguiendo recomendaciones de la Unión Europea (UE). Es decir, que las pruebas no evaluarán conocimientos concretos sino habilidades y aptitudes.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia