Una de las clases del Colegio Internacional San Francisco de Paula - ABC / Vídeo: En Sevilla hay un colegio con un inglés por encima de la media

EducaciónEl colegio donde los alumnos alcanzan un nivel de inglés por encima de la media española

Con una mecánica innovadora, el centro San Francisco de Paula, de Sevilla, afirma que no se trata de aprender ese idioma, sino aprender en el idioma

SevillaActualizado:

Los datos hablan por sí solos. El nivel de inglés de los españoles, no solo no mejora, sino que desciende tres puntos en un ranking internacional en el que se incluyen 80 países y que lidera Países Bajos, seguido de Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Estos datos se extraen de un informe creado por Education First (EF), quien sitúa a España el puesto octavo por la cola, estando por delante Bulgaria, Eslovaquia o Rumanía. Dentro del territorio nacional, Andalucía es la tercera comunidad con peor puntuación, siendo Sevilla la segunda menos valorada.

Como excepción a estos resultados destaca un colegio en la capital andaluza, el centro privado San Francisco de Paula, donde los alumnos adquieren un nivel de inglés por encima de la media española —que suele ser un B1 o, lo que es lo mismo, un nivel intermedio—. El método, según afirma su director, Luis Rey, es sencillo: «No tratamos de enseñar inglés, sino que aprendan en inglés».

Desde 1997, este colegio sevillano implantó un método de estudios diferente a lo que tenían anteriormente. En alumnos de infantil (3, 4 y 5 años), ofrecieron un aprendizaje donde impartirían las mismas horas de español que de inglés. La carga lectiva de profesores también destacaba al ser todos nativos. «Empezamos con tres docentes y ahora la mitad del claustro son nativos, de los diferentes idiomas en los que impartimos (inglés, francés, alemán, chino y árabe)», continúa Rey.

Alumnos del colegio San Francisco de Paula
Alumnos del colegio San Francisco de Paula - ABC

Apreciando que este método funcionaba, un año más tarde incluyeron el francés como tercer idioma. «La proporción para impartir las clases era de 45% español, 45% inglés y un 10% en francés». Ya en 1999, el alemán entró a formar parte del plan de estudios en Primaria. «Son las necesidades futuras de los niños las que tienen que marcar el sistema educativo», insiste el director del centro.

De la primera promoción que comenzó estos métodos educativos solo queda el recuerdo, ya que en 2010 se graduaron al terminar Bachillerato y dar el salto a la Universidad.

Casi bilingües

El método que siguen permite que el 100% de los alumnos que terminan Bachillerato obtengan un nivel B2 o superior, donde un 52% llega a alcanzar el C1 y C2 —el más alto para un hablante no nativo—. Antes de llegar a los dos últimos ciclos de colegio, los estudiantes ya tienen el B1 en Secundaria, nivel exigido por la gran mayoría de las universidades españolas.

«Tenemos asignaturas íntegramente en inglés, no solo una parte de la materia», afirma César Prado, vicedirector de aprendizaje y enseñanza. Entre ellas, destacan Educación Física, Tecnología o Artes Plásticas. De forma natural, los alumnos identifican al profesor con la asignatura y el idioma. Así, no les cuesta diferenciar si tienen que dirigirse a ellos en español, inglés o francés.

«Los beneficios de este sistema de educación son muchos, pero, sobre todo, les ayudará a enfrentarse a cualquier situación fuera del colegio», cuenta Prado. La apuesta del centro, además, no solo es un proyecto bilingüe, sino plurilingüe, incorporando seis idiomas: español, inglés, francés, chino, alemán y árabe.

Cero repetidores

El porcentaje de alumnos repetidores en el colegio es del 0%, tanto en Primaria, como en Secundaria y Bachillerato. Los estudiantes extranjeros cada vez van a más, superando el 10% del total —familias de 17 nacionalidades distintas—.

Entre los niños, es muy común que hablen en español pero saben adecuarse a los situaciones. Es decir, «aprovechan los ratos libres o el recreo para hablar en español, pero si se están dirigiendo a un compañero que no es nativo, entonces se dirigen a él en inglés», cuenta Anne Mackay, jefa del departamento de lengua inglesa en el San Francisco de Paula.

Desde que los alumnos tienen 9 años, el colegio les anima a examinarse, de forma voluntaria, en los diferentes niveles establecidos por Cambridge. «Para ellos, tienen una preparación específica para esos exámenes, paralela a la enseñanza del día a día en las aulas», cuenta Prado.

Para aquellos estudiantes que se incorporan más tarde al colegio, existe una formación complementaria para que se adapten al nivel de idiomas de la clase. «Se le dan facilidades para que sea uno más en el aula, como todos sus compañeros», concluye el vicedirector de aprendizaje y enseñanza.

Una de las clases de Ciencias de la Naturaleza
Una de las clases de Ciencias de la Naturaleza - ABC