Una profesora atiende durante la hora de la comida a un grupo de niños con necesidades educativas especiales. J. L. Ortega

Una educación... con barreras

La ley de Calidad establecerá la obligación de atender a los alumnos con necesidades educativas especiales desde el mismo momento que inician su escolarización. Una atención que atañe a la etapa Infantil si estos se matriculan en centros públicos, es decir, para la inmensa mayoría, ya que sólo dos de cada diez estudia en un colegio privado

R. BARROSO
Actualizado:

MADRID. Comienzan las clases a la misma hora que todos, disfrutan del recreo al igual que los demás y vuelven a casa cargados de deberes pero, sin embargo, han tenido que sortear también las barreras de su discapacidad. Iguales pero diferentes. La escuela de hoy se enfrenta -como la sociedad- al reto de lograr la integración de los más de 130.000 niños con necesidades educativas especiales que existen en nuestro país pero, sin embargo, la integración es todavía hoy un desafío cargado de incertidumbres.

En este sentido, la nueva reforma educativa que prepara el Gobierno ha de enfrentarse también a este reto. Para ello insiste -de acorde a una enmienda presentada por el PP- en la necesidad de que se atienda a estos alumnos «desde el momento de su escolarización». Así, al capítulo de educación especial se incorporará un nuevo texto que establece que «el sistema educativo dispondrá de los recursos necesarios para que los alumnos con necesidades educativas especiales, temporales o permanentes, pueda alcanzar desde el momento de su escolarización o de la detección de la necesidad los objetivos establecidos con carácter general para todos los alumnos». Por tanto, y a pesar de que la Educación Infantil es una etapa voluntaria, si en ella se detectaran problemas las Administraciones estarán obligadas a poner en marcha las medidas necesarias para escolarizarle en las mejores condiciones.

Atención temprana

Hoy día el sistema educativo ha apostado por la integración de este tipo de alumnos en los centros ordinarios para lograr que los niños participen al máximo de la vida normal del colegio. Los expertos recomiendan la escolarización de los niños con necesidades educativas -y en especial en la etapa de Infantil- «en el medio más normalizado posible». En general, desde los primeros meses hasta los tres años permanecen en escuelas infantiles, de los 3 a los 6 la mayoría de ellos asiste a colegios de Educación Infantil y Primaria. En los centros ordinarios pueden estar en clases con el resto de los alumnos o en aulas específicas, y sólo de forma excepcional -cuando es imposible atender a sus necesidades- el niño es escolarizado en un centro de educación especial.

La enmienda presentada por el PP dará respuesta a muchas de las voces que solicitan que el sistema educativo detecte los problemas de integración de estos niños lo antes posible para dar solución temprana a sus necesidades. Así, desde distintos sectores del mundo educativo se denuncia que, por una parte, «no existe una atención temprana durante la etapa de 3 a 6 años», al tiempo que exigen a las Administraciones que contemplen «urgentemente la pronta escolarización del ciclo de 0 a 3 años». Para ello señalan la necesidad de una financiación adecuada que sirva para que todos los centros cuenten con más infraestructuras e instrumentos de trabajo dedicados a la integración de todos los alumnos ya que «los medios que existen en la actualidad son insuficientes».

Una cuestión pública

Si se analizan los últimos datos aportados por el Ministero de Educación en «Las cifras de la Educación 2002» de los 137.112 alumnos con necesidades educativas especiales el 86,1 por ciento se encuentra escolarizado en colegios públicos y no en los privados (13,9 por ciento). Luego es en la enseñanza pública donde existen más alumnos con necesidades educativas especiales -tanto en términos absolutos como relativos- que en la enseñanza privada. Por otra parte, en los centros públicos se da una mayor proporción de alumnos integrados en centros ordinarios -cerca de 9 de cada 10- mientras que en los privados son 5 de cada 10, y el resto se encuentra en centros o aulas específicas.

Según los datos aportados por el Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE), por término medio, todos los alumnos con necesidades educativas especiales suponen un 23 por ciento del conjunto del alumnado de las tres primeras etapas educativas: el 18 por ciento están integrados en centros ordinarios y el 5 por ciento en aulas específicas de educación especial. Dicho de otra forma, de cada 10 de estos alumnos aproximadamente ocho están integrados en centros ordinarios y dos en aulas específicas.

Por etapas educativas la que mayor proporción de alumnos integrados en centros ordinarios tiene es la Educación Primaria, con un 23 por mil, seguida de la Educación Secundaria, con un 15 y de la Infantil con un 8.

Tipos de discapacidad

La deficiencia psíquica es el diagnóstico de la mayoría de ellos -un 68 por ciento-, seguido de un porcentaje mucho menor diagnosticado por plurideficiencia, el 9 por ciento. En cambio son el autismo, la deficiencia motórica y los problemas graves de personalidad, así como las deficiencias sensoriales (tanto auditiva como visual), los que afectan a un menor porcentaje ya que lo padecen entre un 3 y un 7 por ciento de escolares.

Si hablamos en términos de integración son los escolares con deficiencia visual, auditiva, motórica o psíquica los que más se encuentran integrados en centros ordinarios y suponen entre 8 y 9 de cada diez alumnos. Por el contrario, son los niños autistas o con trastornos graves de personalidad y los plurideficientes los que están integrados en menor proporción en centros ordinarios, es decir 4 y 5 alumnos de cada diez. Por otra parte, Cataluña, País Vasco y Galicia, son las Comunidades con menor proporción de alumnos con necesidades educativas especiales. Así Cataluña concentra el 14 por ciento, País Vasco el 16 y Galicia el 19. Por contra son Cantabria, Ceuta y Castilla-La Mancha las que tienen mayor número de alumnos con necesidades educativas especiales.

Reto para el profesorado

El trabajo con estos niños plantea retos profesionales que requieren de una buena actitud y de una preparación adecuada. Está claro que sin una actitud positiva por parte de los profesores la integración escolar del niño está condenada al fracaso. No obstante, existe por parte de algunos padres la percepción de que por parte del profesorado se desarrollan actitudes negativas hacia este tipo de alumnado, debido unas veces a un total desconocimiento de la realidad de estos niños y otras al mayor esfuerzo y trabajo que requiere la atención a estos alumnos. No obstante, también señalan que existen docentes que realizan un trabajo «admirable y de entrega» para lograr la integración. Para todo ello, la adaptación curricular es otro elemento clave para la formación de estos alumnos. ya que permite la modificación y ajuste de elementos didácticos y organizativos para dar una respuesta individualizada.

Las nuevas tecnologías aplicadas al campo de la integración educativa de niños con discapacidad física tratan de facilitar la educación y comunicación y eliminar las barreras arquitectónicas y urbanísticas existentes. No obstante, según señalaba en una ponenencia el profesor y psicólogo Aguado Díaz durante el III Congreso a la Diversidad en el Sistema Educativo, «aún queda mucho camino por recorrer» ya que son muchas las barreras que impiden el libre acceso al centro de los alumnos con discapacidad física.

Barreras en clase

Así, señala que una de las primeras barreras con las que estos niños se encuentran es la dificultad para acceder al propio centro, bien por la ausencia de transporte adaptado, por la presencia de rampas insalvables o por el diseño inadecuado de las puertas de entrada al edificio. También resulta importante la accesibilidad dentro del centro ya que «no siempre disponen de ascensores o espacios que permitan una amplitud de maniobra», pero tampoco ha de olvidarse la accesibilidad en el aula donde la adaptación del mobiliario escolar y la utilización de dispositivos y ayudas técnicas que faciliten el aprendizaje y desarrollo de las tareas escolares «son requisitos necesarios y

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia