La integración de niños inmigrantes plantea problemas en algunos centros escolares. Efe

El Consejo Escolar del Estado dice que el gran reto educativo es integrar a todos los alumnos

El Consejo Escolar del Estado considera la integración de todos los alumnos, el fracaso escolar, la falta de motivación de profesores y alumnos y la violencia en las aulas, como los principales retos a los que se enfrenta nuestro sistema educativo. La Ley de Calidad, que presentará el Gobierno en otoño, tendrá que dar respuesta a todos estos problemas.

MADRID. R. Barroso
Actualizado:

El próximo otoño la ministra de Educación, Pilar del Castillo, pondrá sobre la mesa las directrices de lo que será la Ley de Calidad. Con ella intentará paliar los principales problemas que sufre la enseñanza en España, como el elevado fracaso escolar -uno de cada cuatro alumnos abandonan antes de finalizar sus estudios-, la presencia en las aulas de «chicos con intereses y estímulos distintos», lo que provoca que «no se pueda desarrollar la docencia en unas condiciones mínimamente operativas», o la promoción automática que permite «acumular una situación de deficiencia en el aprendizaje y una frustración en las expectativas del niño y los padres».

Estas son algunas cuestiones a solucionar, pero el Consejo Escolar del Estado, compuesto por representantes del Ministerio de Educación, de las Comunidades Autónomas, profesores, padres y alumnos, apunta otras muchas en su último informe sobre la situación de nuestra enseñanza, deteniéndose en los distintos sectores.

En Educación Infantil, además de la desigualdad de oportunidades que se produce entre alumnos de cero a tres años, lamenta que no se haya logrado el objetivo de alcanzar el 100 por cien de escolarización en el segundo ciclo. Además, denuncia que algunos centros educativos no cuentan ni con aulas ni con personal especializado para atender a los pequeños. En la Educación Primaria la situación no es mucho mejor, ya que cada vez hay más alumnos por clase y el Consejo Escolar tacha de particularmente grave la falta de profesorado especializado en algunas asignaturas, como idioma extranjero.

PROBLEMAS CON LA ESO

Pero lo cierto es que la mayoría de los males que padece nuestra educación se visualizan de forma alarmante en los ciclos de Secundaria, lo que no quiere decir, como ya muchos expertos han explicado, que su origen y solución se encuentren en los niveles educativos anteriores. El Consejo Escolar reitera su preocupación por la falta de una política efectiva de atención a la diversidad. Así, denuncia que determinados centros seleccionan a sus alumnos en el momento de la matriculación o a lo largo del proceso educativo, y otros atienden a todo tipo de alumnos, incluidos los que provienen de los centros anteriores. También señala que la disminución del número de alumnos por aula «obedece sólo a razones demográficas y no es consecuencia de una política activa al respecto». Sobre ello incide al denunciar la masificación que registran los colegios de Ceuta y Melilla, donde en algunos centros «incluso se sobrepasa el máximo legal de 30 alumnos por clase permitido por la Logse».

Para atajar otros problemas educativos, el Consejo sugiere el replanteamiento de la comprensividad en el segundo ciclo de la ESO, el establecimiento de itinerarios y la eliminación del principio de promoción automática del alumnado. Medidas que, según se ha ido anunciando desde el Ministerio de Educación, quedarán recogidas en la futura Ley de Calidad. No obstante, algunas de ellas tendrán contarán con la oposición generada en la comunidad educativa que, aunque consciente de los problemas y deficiencias existentes en las aulas españolas, advierte de que éstas responden, sobre todo, al escaso desarrollo de las actuales leyes motivado por la fuerte inercia de los hábitos docentes tradicionales, por la insuficiencia de recursos materiales y humanos para apoyar las propuestas más novedosas y, finalmente, por la falta de compromiso de la sociedad para colaborar en las tareas educativas.

ALUMNOS EXTRANJEROS

La escolarización de los niños inmigrantes es uno de los más importantes retos educativos del futuro. Hoy se encuentran escolarizados en nuestro país cerca de 96.000 alumnos extranjeros, pero cada año su presencia es, y será, mayor. Una de las principales críticas que se hace al actual sistema educativo es la constatación de una mayor concentración de alumnos inmigrantes en algunos centros escolares públicos, mientras los alumnos españoles huyen hacia centros concertados o privados. Los informes revelan que el 91,4 por ciento del alumnado inmigrante se concentra en centros públicos.

El Consejo Escolar destaca los «defectos que se observan en su proceso de escolarización, abocados casi siempre a integrarse en centros públicos». Por ello considera urgente promover mecanismos para que sean atendidos proporcionalmente en todos los centros sostenidos con fondos públicos, dotándolos de los medios adecuados para atender así las necesidades educativas de este alumnado multicultural, en especial en Ceuta y Melilla, donde presenta una elevada incidencia.

Lejos de comprender la diversidad como un elemento positivo, el profesorado la vive como un problema, pues la falta de atención sistemática desde etapas tempranas hace que se enquisten los problemas de aprendizaje y actitud en algunos escolares que dificultan el aprendizaje de los demás. Por ello, muchos consideran necesario arbitrar los mecanismos pertinentes -clases de apoyo, diversificación curricular, etc-, para solucionar a tiempo todos los problemas que se presentan.

FORMACIÓN Y RECURSOS

El Consejo considera conveniente introducir mejoras en la formación tanto inicial como permanente del profesorado que atiende al alumnado con necesidades educativas especiales, para garantizarles la calidad de su atención. Asimismo, cree necesario un capítulo presupuestario que permita dotar a los centros de las infraestructuras e instrumentos de trabajo dedicados a la integración de todos los alumnos, tanto en la educación obligatoria como en la postobligatoria.

La solución que, de momento, baraja Educación, pasa por la creación de centros educativos de acogida para los inmigrantes, donde pasarían el tiempo necesario hasta conseguir el suficiente nivel para una buena integración en el sistema educativo. Esta medida ha sido rechazada por gran parte de la comunidad escolar, que considera que aunque es cierto que esos estudiantes necesitan de un refuerzo educativo, éste ha de hacerse siempre «desde el aula y sin separación».

SUSPENSO EN IDIOMAS

Otras de las cuestiones que el Consejo Escolar ve con preocupación es la situación de la enseñanza de las lenguas extranjeras en nuestro país, por lo que insta a que se establezca un plan urgente de mejora. Algunas de las lagunas que se señalan son la no universalización de su implantación en Educación Infantil y en el primer ciclo de Educación Primaria. Considera que debería ser un objetivo del sistema educativo que todo el alumnado del Estado dominara una lengua extranjera, y conociera otra, al acabar su escolarización obligatoria, por lo que urge a que se tomen medidas tendentes a conseguir este objetivo. Asimismo, también se lamenta de que Educación continúe sin atender las recomendaciones relativas al incremento de la oferta de otras lenguas españolas distintas del castellano, «continuando el gallego, el catalán y vasco en un único centro de los noventa existentes en el ámbito de gestión del Ministerio». Considera que la escuela debe dar respuesta correcta a la riqueza que para nuestro país supone la existencia de diferentes lenguas por lo que recomienda que tendrían que incorporarse como optativas los idiomas españoles diferentes del castellano en aquellas Comunidades Autónomas donde no sean oficiales.

LA DIRECCIÓN DE LOS CENTROS

La futura Ley de Calidad buscará dignificar, profesionalizar e incentivar la figura del director, potenciando su autonomía en la toma de decisiones, para lo que introducirá como requisito indispensable para acceder a este cargo una amplia experiencia en la práctica docente. El Consejo Escolar del Estado remarca las dificultades que existen para que en las elecciones a la Dirección de los centros escolares se presenten candidatos. Considera necesario analizar este problema y buscar soluciones, pero siempre respetando el principio de que el director en un modelo de gestión educativa democrática debe ser elegido en el propio centro.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia