Partos menos dolorosos al son de la música

Las canciones suaves y una iluminación tenue promueven la relajación, reducen el estrés y la ansiedad y favorecen el periodo expulsivo

MADRIDActualizado:

Durante el trabajo de parto, el autocontrol y la relajación materna son esenciales para sobrellevar de la mejor manera posible la fase de dilatación y expulsivo, que suelen ser a veces prolongadas. Conocedores de esta situación, la ginecóloga Sandra Ortega Wilkes aplica en el Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime de Castellón una nueva técnica donde la música forma parte fundamental del proceso de parto.

Tal como explica la doctora Ortega, «la música es un lenguaje universal que repercute de manera positiva en el ser humano desde el vientre materno, ya que hay estudios que confirman que debe ser escuchada desde antes del nacimiento. Hay que tener en cuenta que el primer órgano sensorial que se desarrolla en la etapa intrauterina es el oído».

«La música durante el periodo expulsivo -afirma la doctora Ortega-, actúa a nivel físico aumentando la producción de endorfinas que disminuyen el dolor, y a nivel psicológico y emocional ayudando a la mamá a relajarse y favorecer el momento final del parto». «Es considerada -agrega-, uno de los elementos que más placer causan al actuar en el sistema límbico estimulando la liberación de neurotransmisores como la dopamina relacionada con el apego mamá-bebé y responsable de la oleada de sensaciones positivas nada más nacer el bebé».

Beneficios de los partos musicalizados

¿Qué beneficios tiene la música en las pacientes durante el trabajo de parto? Según esta doctora, estos serían algunos de ellos:

• Promueve la relajación

• Es motivadora

• Ayuda a atenuar el stress

• Reduce la ansiedad

• Promueve sentimientos de bienestar

Según la doctora Sandra Ortega, «la elección musical es de suma importancia, ya que no todos los ritmos son adecuados para este momento. En mi selección predominan los sonidos suaves, melodía dulce, ritmo lento, alternando música instrumental con vocalistas en distintos idiomas para no distraer la atención y solo disfrutar de la melodía».

Salas preparadas con la última tecnología

El Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime cuenta con una tecnología Bluethooth en las salas de expulsión, con un sonido envolvente que sumado a una luz tenue, crea un ambiente íntimo, relajado con la música elegida y los latidos del bebé de fondo. «Mi experiencia personal es excelente, todas las pacientes recuerdan ese momento como mágico, guardando para siempre en su memoria la música con la que su bebé llegó al mundo», comenta la ginecóloga del centro.

No hay que olvidar a las mujeres que dan a luz por cesárea, «ya que también disfrutan de los beneficios musicales en la etapa de preparación, durante la cesárea acompañada por su pareja y durante la etapa de piel con piel», concluye la doctora Ortega.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia