Consumir medicamentos durante el embarazo entraña riesgos para el feto.
Consumir medicamentos durante el embarazo entraña riesgos para el feto.

Los medicamentos tomados antes del embarazo pueden afectar a la salud del feto

El mayor riesgo se da en la primera semana de gestación y en el período de formación de los órganos vitales, que engloba los dos primeros meses de embarazo

Así cambia el cuerpo de una mujer a lo largo del embarazo

Actualizado:

Para evitar problemas de salud en la madre y en el feto, la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP) ha destacado la necesidad de revisar los medicamentos que la mujer consumía antes de quedarse embarazada.

«En caso de tener que utilizar medicamentos en el embarazo siempre es necesario valorar la información y la evidencia existente sobre el fármaco prescrito, individualizando en cada caso el beneficio y riesgo, y considerando además que la omisión del medicamento puede ser también desfavorable para la embarazada», ha destacado Ana Díez Alcantara, miembro de SEFAP y farmacéutica de Atención Primaria de la dirección asistencial noroeste de Madrid, informa Ep.

El riesgo de automedicarse

Y es que, según una encuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de un 86 por ciento de las mujeres embarazadas consumen algún medicamento durante los nueves meses de gestación, siendo el promedio de fármacos consumidos por mujer embarazada de 2,9. Con todo, la OMS ha alertado sobre todo del alto porcentaje de automedicación sin ningún tipo de control médico, que es el que puede acarrear más riesgos.

No obstante, la incidencia de malformaciones congénitas mayores en los recién nacidos se estima en torno al tres por ciento, de las cuales alrededor de un cinco por ciento estarían relacionadas con el uso indebido de fármacos, sobre todo en periodos cruciales del embarazo como la primera semana de gestación o el período de formación de los órganos vitales, que engloba de forma aproximada los dos primeros meses de embarazo.

Medicamentos en el embarazo

Además, la institución ha recomendado considerar a toda mujer fértil como «potencialmente embarazada» a la hora de recetar fármacos o evitar, si es posible, la prescripción durante el primer trimestre de gestación, ya que es el más delicado y en el que existen mayores posibilidades de malformación fetal.

«Se tendrían que prescribir solamente los medicamentos estrictamente necesarios, apostando en primer término por aquellos que tengan una experiencia contrastada de seguridad. De ser ineludible su uso, recomendamos utilizar la menor dosis eficaz durante el menor tiempo de exposición al fármaco posible, y evitar siempre, en la medida de las posibilidades, la polimedicación», ha aconsejado Díez Alcántara.

Dicho esto, la experta ha subrayado también la importancia de informar a las pacientes gestantes sobre los riesgos que puede conllevar la automedicación para su embarazo, así como del «trabajo de vigilancia» para estar al tanto de la posible aparición de complicaciones al pautar un medicamento.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia