El bebé y la madre, en la semana 25 de embarazo.
El bebé y la madre, en la semana 25 de embarazo.

El embarazo, semana a semana: El bebé y la madre, a las 25 semanas

Las conexiones neuronales del feto se están estableciendo a toda velocidad en esta etapa

Actualizado:

A partir de la semana 25 de embarazo acaba el segundo trimestre de gestación se inicia el tercero y último. El feto puede medir entre 25 y 35 centímetros y pesar entre 600 y 800 gramos, según explica la Dra. Victoria Prada, especialista en Ginecología y Obstetricia, experta en Diagnóstico y Patología Obstétrica por la Universidad de Barcelona y colaboradora de Doctoralia.

Las conexiones neuronales del feto se están estableciendo a toda velocidad en esta etapa. Ya nota el tacto. «De hecho, la embarazada puede ejercer una leve presión sobre alguna parte del feto a través del abdomen y éste le responderá con un pequeño movimiento», destaca la Dra. Prada, que además asegura que este hecho suele ser muy gratificante para la futura mamá y su pareja.

Los ojos del feto se abren en algunos momentos y ya tiene pestañas. También puede notar olores y recordarlos. Incluso puede oír. «Las ondas sonoras emitidas por los órganos maternos se transmiten a través del líquido amniótico y el feto puede escuchar estos sonidos. Por eso al nacer el bebé se siente relajado y tranquilo junto a su madre, pues nota su olor y los latidos de su corazón», revela la especialista de Doctoralia.

¿Cómo está la madre en la semana 25 del embarazo?

La madre se encuentra bien en esta etapa del embarazo. De hecho, tal como explica la Dra. Prada, al segundo trimestre del embarazo se le conoce como la «luna de miel» pues es probable que ya hayan pasado los temores del primer trimestre, las náuseas y vómitos, los mareos y la distorsión de los olores.

En cuanto al incremento de peso, lo deseable según revela la ginecóloga es que hasta ahora haya sido de entre cuatro y seis kilos.

En la semana 25 se realiza un control de peso y tensión a la madre, se comprueba si nota los pies o las manos hinchados y cuáles son sus hábitos intestinales, pues la Dra. Prada explica que el estreñimiento es común durante el embarazo. En el caso de que se padezca estreñimiento, aconseja seguir una dieta rica en fibra y beber mucha agua.

Durante esta etapa algunas embarazadas se quejarán de padecer ardor de estómago. Esto se debe, según detalla la Dra. Prada, al aumento de la progesterona y al hecho de que el útero comprime el estómago al crecer.

Es aconsejable llevar ropa holgada, zapatos cómodos que no sean excesivamente planos ni de tacón alto. «Lo ideal es que sean de tacón medio y que se acoplen bien al pie», detalla la experta.

Pruebas que se realizan

En torno a las semanas 24-25 se realiza la segunda analítica general del embarazo, que consta de un análisis de orina, un hemograma (que revelará si hay anemia), el perfil hepático, el perfil renal, análisis de ácido úrico, hormonas tiroideas, niveles de vitamina D, glucosa en ayunas, test de O'Sullivan (que determina la glucosa en sangre tras la ingesta de 50 gramos de glucosa) para hacer despistaje (examen médico preventivo) de la diabetes gestacional. En el caso de no estar inmune frente a la toxoplasmosis, también se determinarán los anticuerpos.

En la ecografía, que será vía abdominal, podrá comprobarse el correcto crecimiento del feto, el estado del líquido amniótico y de la placenta y disfrutaremos viendo cómo se mueve el feto, bosteza, se ríe, se chupa el dedo... Es una etapa en la que se pueden obtener bonitas imágenes con ecografía 5D.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia