PLANES CON HIJOS

Barcelona a todo tren y en familia

Las posibilidades de cultura y alojamiento en la capital catalana colocan esta opción en uno de los mejores destinos de última hora para esta Semana Santa

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La ciudad de Barcelona es siempre una opción perfecta como destino turístico en familia. Su multitud de opciones hoteleras y de planes culturales no dejarán ni un minuto de descanso para los pequeños y exigentes visitantes. Aquí les proponemos algunos planes donde elegir para los que opten por este destino a última hora:

Qué mejor plan que empezar por La Rambla y sus puestecitos de animales, tiendecitas y recuerdos turísticos. La calle más famosa de Barcelona es el lugar ideal para empezar a recorrer la ciudad y llegar hasta el cercano Palacio De La Virreina, en el viven los gigantes de la ciudad y su niña la pequeña Laia, patrona de Barcelona. En esta ruta no podemos dejar pasar La Boquería. Este el mercado más famoso de Barcelona y tiene muchos espacios donde los niños pueden ver y probar sus productos. A poca distancia está el Petit Liceu, donde siempre podemos reservar espectáculos familiares, o entrar para hacer una visita y el recorrido por la tienda, ¡es genial!

Vistas mágicas para un niño desde la azotea del Palacio Güell
Vistas mágicas para un niño desde la azotea del Palacio Güell

Siguiendo esta ruta, nos encontraremos con el Palau Güell, la primera casa que Gaudí construyó para una familia: los Güell y que allí vivieron hasta que se mudaron al Parque Güell. Al Palau Güell se llega en un corto paseo a pie por el centro al Museo de Cera. En su interior nos encontramos con el famoso Bosc De Les Fades, un lugar mágico que transporta a quien lo visita hasta un bosque oscuro lleno de hadas y gnomos, y donde de vez en cuando apagan las luces ¡y suena como si lloviera y cayeran truenos!

Frente al mar está este curioso museo está situado en el frente marítimo de la ciudad está situado el Museo Marítimo, siempre tiene enormes barcos en exposición permanentemente. Una vez en este área, es buena opción acercarse hasta Las Golondrinas, desde donde realizar un paseo en barco por el puerto es siempre divertido con niños. Es una actividad que permite disfrutar desde el mar de los principales emblemas culturales que se pueden ver paseando por el puerto. El itinerario enseña el Maremágnum, el Puente Puerta de Europa, un impresionante puente levadizo, la Torre del Reloj, el antiguo faro de la época de Carlos III y donde hoy en día atraca la flota pesquera, unas magníficas vistas del castillo y de la montaña de Montjuïc donde descansa el actual faro de Barcelona, el icónico Hotel W y los diversos clubes deportivos donde amarran las embarcaciones de particulares. Si lo que queremos es aprovechar la cercanía de la ciudad al mar, lo más interesante es acercanos al barrio de La Barceloneta a respirar aires marineros y, por qué no, a la Playa de Barcelona.

Volviendo al centro de la ciudad, una opción curiosa es acercarse hasta el Museo de las Ilusiones. Este sorprendente lugar es perfecto para hacer fotos divertidas con efecto 3D. El secreto está en colocarse en un punto estratégico de perspectiva y ser parte de la imagen. Si lo que buscamos es «volver a los clásicos», podemos acercarnos hasta la Granja Viader. En Barcelona llaman «granjas» a las típicas chocolaterías, pero esta no es una más: ¡En Viader inventaron «Cacaolat», el famoso batido de chocolate!

Entre las múltiples opciones de exterior que ofrece la ciudad para estos días, están el famoso Aquarium de Barcelona, un plan sencillamente espectacular en general y cuya tienda una vez más, resulta de gran atractivo para los más pequeños de la familia. En esta línea se sitúan también el Zoo, en cuyo interior hay una pequeña granja con animales y cachorritos a los que dar de comer o cuidar y un show de delfines, y Cosmocaixa, ubicada en la parte alta de la ciudad y siempre con ofertas muy interesantes para ir en familia. O los parques y el Castillo de Montjuic, ubicados en lo alto de la colina de Barcelona que se asoma al mar. Desde el castillo la vista es excelente y ofrece actividades para todos. En el Tibidabo, otra de las colinas de la ciudad, está también el famoso Parque de Atracciones El Tibidabo. Para llegar al parque, una parte del trayecto se puede hacer de forma muy distinta en el Tranvía Azul.

Una de las mejores formas que hay para recorrer todas estas propuestas y moverse cómodamente por la ciudad es coger el Bus Turistic. Hay tres posibles rutas de aproximadamente dos horas de recorrido cada una, y las familias pueden subir y bajar donde más les apetezca sin tener que volver a pagar. Y para los más deportistas, ¡siempre están los recorridos en bici!

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia