Animales

¿Quién se hace cargo cuando una mascota muerde o ataca a un niño?

Cada año se producen 16.000 percances relacionados con animales, protagonizados, muchos de ellos, por perros

Actualizado:

Un bebé de dieciocho meses ha perdido la vida en un municipio tinerfeño debido al ataque de un perro, tal y como informó a Efe el alcalde de la localidad. Se trataba de un pastor belga que agredió al menor en la cabeza. Ante sucesos así, ¿quién responde por el animal? ¿Quién debe hacerse cargo de dicho percance?

Que las mascotas forman parte de nuestra familia es una realidad evidente. A menudo hay que tratar de recordar sus derechos y necesidades y de poner de relieve los problemas en este ámbito. Un contexto que Acierto.com ha aprovechado para reflejar aquellos percances protagonizados por perros más frecuentes en España. Porque, ¿qué ocurre si nuestro peludo ingiere un producto tóxico?, ¿y si ataca a una persona durante un paseo?, ¿quién se hace cargo?

Cada año se producen más de 16.000 percances solo relacionados con mascotas aseguradas. Los principales protagonistas son los perros, implicados en hasta el 96% de los casos, aunque existen diferencias en función de la comunidad autónoma. Por ejemplo, en Andalucía los incidentes con gatos equilibran la balanza un poco más, y en Galicia y Aragón, los protagonizados por otras especies.

Llegados a este punto cabe detallar a qué nos estamos refiriendo a percances relacionados con animales: aquí tienen cabida desde los accidentes -como que el animal fallezca cruzando la calle o que muerda a alguien- hasta las peticiones por salud -una urgencia veterinaria- y la retirada del cuerpo en caso de que fallezca.

Percances comunes

— Asistencia veterinaria. Actualmente casi el 70% de las solicitudes en los seguros de mascotas tienen que ver con prestaciones veterinarias. Y es que solo nuestra casa ya está sembrada de peligros: plantas o productos de limpieza con los que se pueden intoxicar, objetos pequeños que pueden ingerir, cables, vitrocerámicas calientes, etcétera. Reaccionar a tiempo cuando la mascota enferma es clave, sobre todo si contrae una enfermedad que requiere de hospitalización.

— Entre las enfermedades graves más comunes encontramos el moquillo, la enfermedad del parvovirus canino, la hepatitis vírica, el cáncer, la mastitis, la piometra -solo afecta a hembras no esterilizadas-, y la torsión gástrica. Otras frecuentes son las alergias, cistitis, otitis e inflamaciones parecidas.

— Que ataque a una persona. Cuando se acoge a una mascota también se adquiere la responsabilidad de responder ante los accidentes o daños a terceros que pueda ocasionar. Y es que su comportamiento puede llegar a ser imprevisible. Se aplica el mismo criterio que en la situación anterior. No obstante, cabe comentar que el asunto varía si tienes un perro objetivamente peligroso.

— Si nos centramos en los accidentes de coche y según los datos recabados por esta web, 1 de cada 4 conductores reconoce haberse distraido al volante por culpa de su mascota. Esto puede suceder por falta de precaución, pues hasta el 32% lo deja suelto por el interior del habitáculo. Razón de más para transportarlo con las medidas adecuadas establecidas en el Reglamento General de Circulación.

Fallecimiento. No podía faltar en esta lista la muerte de la mascota; un duelo que además implica cuestiones logísticas como la retirada del cuerpo.

— Para acabar, otro percance frecuente es que te lo roben o se te pierda. Si te la roban es probable que te indemnicen por su valor total o parcial. En todo caso y vistas todas estas situaciones, lo más importante es que cuidemos adecuadamente de nuestro animal de compañía, tanto en todo aquello que tiene que ver con su salud y la prevención de enfermedades, como en su educación. Esto evitará multiplicidad de accidentes como los comentados.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia