vida sana

Así perjudicas a tu hijo si consumes exceso de grasas durante el embarazo

Los efectos de una mala alimentación pueden perjudicar a tu hijo hasta la adolescencia

Actualizado:

Un estudio realizado en la Universidad de Rockefeller, Nueva York, revela que existe una relación directa entre el consumo continuado de grasas durante el embarazo, y el tabaquismo y consumo de alcohol en los hijos.

El abuso de alcohol suele estar ligado con el abuso del tabaco, y los científicos han encontrado el nexo de unión: la alimentación. La investigación demuestra que el consumo de una dieta alta en grasas de una mujer embarazada hace que la descendencia considere la nicotina más gratificante, y mucho más satisfactoria cuando esta se junta con alcohol.

Así, el alto consumo de alcohol y tabaco en la adolescencia está directamente vinculado con la alimentación que los hijos reciben en el útero materno. Esto ocurre porque las grasas estimulan una clase de señales químicas en el cerebro —que afectan tanto a la madre, como al embrión—. Estas señales son las que actúan en el hipotálamo y promueven la necesidad de ingerir comida y, según este estudio, también el consumo de drogas.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia