fotolia
vuelta al cole

Así lograrás prevenir el dolor de espalda en los niños por culpa de la mochila

Estas son las dolencias que puedes evitar a tu hijo

Actualizado:

No es solo una dolencia que padecen los adultos, los menores también sufren de la espalda. Más de la mitad de los menores de 15 años -cerca del 51% de los chicos y más del 69% de las chicas- sufre este tipo de dolores. Esto es debido al alto grado de exigencia que tiene algunos niños que se dedican al deporte de máximo nivel, pero también son factores de riesgo el sedentarismo y cargar en exceso la parte de la columna vertebral. El peso del material escolar que los niños cargan diariamente, la incorrecta manera de transportarlo o el mobiliario escolar inadecuado, también constituyen factores asociados a un mayor riesgo de tener dolor de espalda.

«El peso de la mochila no debe superar el 10% del peso corporal del escolar. Sin embargo, los datos disponibles reflejan que como mínimo un tercio de los escolares supera ese límite», subraya Francisco M. Kovacs, presidente de la Fundación Kovacs. No respetar esto puede hacer que aparezcan lesiones musculares por esta sobrecarga en las mochilas y es frecuente que deriven en patologías degenerativas o crónicas en edad adulta, según explican Cecova y los colegios de Enfermería de Valencia, Castellón y Alicante.

La Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs han puesto en marcha la duodécima edición de la campaña de «Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares» con el objetivo de explicar qué hacer para tener una espalda sana en el colegio. La campaña se centra en subrayar la importancia de realizar deporte de forma regular y reducir el peso del material escolar que transportan los escolares para prevenir los dolores de espalda. Mediante la distribución del «Tebeo de la espalda», la campaña dirigida a niños de entre 6 y 10 años pretende facilitar a los menores los conocimientos fundamentales para la salud de su espalda.

Prevenir el dolor de espalda en los menores

Es necesario actuar en consecuencia con este problema. Para ello la Organización Médica Colegial, Cecova y los colegios de Enfermería de Valencia, Castellón y Alicante y la Fundación Kovacs apuntan una serie de consejos para prevenir esta dolencia entre los estudiantes menores de 15 años.

1. Hacer ejercicio es la principal medida que ha demostrado ser eficaz para la prevención de las dolencias de espalda. Hay que convertirlo en un hábito desde la infancia, ya que hay que intentar prolongarlo en el tiempo. En concreto, es recomendable realizar ejercicio físico o deporte como mínimo dos veces a la semana, en días no seguidos, durante un total de tres horas semanales.

2. Es importante que los colegios tengan taquillas para permitir a los alumnos dejar parte del material escolar a buen recaudo y evitar así que tengan que transportarlo a casa todos los días.

3. Las mochilas con ruedas también liberan a la espalda de todo el peso que supone el llevar cada día los libros a los centros escolares.

4. Es recomendable que los colegios tengan sillas ajustables a la altura de los niños con el propósito de reducir las dolencias de espalda.

5. No comprar mochilas que superen en volumen a la espalda del menor.

6. El peso de las mochilas debe adaptarse a la edad y el tamaño del niño y, por ello, es desaconsejable usar las mismas mochilas durante varios años porque, es entonces cuando pueden aparecer los problemas.

7. Para que el peso de la mochila se reparta entre distintos grupos musculares, las mochilas deben tener tiras que se puedan abrochar en el abdomen o el pecho.

8. La buena distribución de los materiales en la mochila es muy importante para proteger la parte alta de la espalda.

9. La comodidad del menor es imprescindible para evitar posturas «raras». Para ello es preciso que las mochilas estén almohadilladas.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia