Niños obesos no, gracias. Consejos contra el sobrepeso infantil
fotolia

Niños obesos no, gracias. Consejos contra el sobrepeso infantil

Es necesaria la implicación de los padres para establecer rutinas saludables

s. f
Actualizado:

Los expertos en nutrición avisan e insisten en que, además de mantener una alimentación saludable, es necesario realizar una actividad física intensa o moderada cada día en todas las etapas de la vida. El catedrático de Metodología de Investigación de la Universidad de Zaragoza y presidente del Consejo Científico del Instituto Danone, Luis Moreno, ha presentado en la Escuela de Nutrición Instituto Danone-Francisco Grande Covián en la UIMP de Santander los resultados de diversas investigaciones en niños y adolescentes que demuestran que la ingesta de calorías no es el único factor que explica las altas tasas de obesidad en esas edades.

De estos informes se extrae que hasta los cinco años hay una relación directa entre obesidad y consumo de calorías, pero a partir de aquí intervienen otros factores, de hecho hay estudios clínicos que evidencian que niños obesos consumían menos calorías que niños con un peso adecuado. A partir de los cuatro años influyen factores genéticos o de hábitos alimentarios (por ejemplo no desayunar se relaciona con un aumento del sobrepeso), pero el factor determinante es la práctica del ejercicio físico, o lo que es lo mismo, evitar el sedentarismo. La actividad física se ha mostrado incluso capaz de moderar los efectos de tener una genética que predisponga al sobrepeso (estudio sobre el gen FTO, que sólo se activa en casos de sedentarismo).

Alimentación equilibrada y ejercicio

El experto señala como uno de los culpables del sedentarismo infantil moderno la larga exposición a la televisión. Curiosamente los estudios no obtienen la misma conclusión respecto a otras pantallas, como el ordenador o las videoconsolas.

Los países mediterráneos y del Este son los que presentan mayor prevalencia de obesidad infantil en Europa y también es donde se practica menos tiempo y con menos frecuencia la actividad física, lo que augura generaciones de adultos con problemas de obesidad y sus enfermedades crónicas asociadas.

El profesor Moreno avisa de que la etapa previa a los cuatro años de edad es crítica en el desarrollo de la obesidad infantil, pues los niños con más sobrepeso en esta edad tienen más posibilidades de desarrollar obesidad posteriormente.

En España el estudio Helena ratifica que los niños y adolescentes que cumplían la recomendación de realizar 60 minutos o más de actividad física o moderada al día tenían menos grasa corporal.

Consejos para evitar la obesidad

El profesor Moreno concluyó dando unas orientaciones sobre objetivos de intervención para niños y adolescentes:

—Se recomienda limitar el tiempo de pantalla a menos de 2 horas al día.

—Sería positivo evitar el transporte motorizado al colegio.

—Los niños no deben estar mucho tiempo sentados y en interiores.

—Niños y adolescentes deben realizar, al menos, 60 minutos de actividad física intensa o moderada al día.

—La ingesta de alimentos debe repartirse en más de tres comidas al día.

Hay que destacar que estas recomendaciones no son válidas solo para niños, pues como dijo en el mismo curso el académico de medicina José Manuel Ribera, «la práctica de ejercicio en la edad adulta y la mediana edad es un factor muy importante para una vejez saludable».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia