¿Qué esperas tú de tu pareja?
Las relaciones de pareja pueden ser en ocasiones muy exigentes
Familia/parejas

¿Qué esperas tú de tu pareja?

Cuando dos personas inician una relación, las expectativas son altas

Actualizado:

Cuando dos personas inician una relación, las expectativas son altas. Sin embargo, qué esperamos realmente los hombres y mujeres de nuestra pareja. Aunque cada caso es un mundo y hay diferencias individuales, por lo general, muchas mujeres esperan cosas parecidas, y la mayoría de los hombres tienen expectativas similares.

Según María Jesús Álava Reyes, directora del Centro de Psicología Álava Reyes, la mayoría de las mujeres esperan que sus parejas le proporcionen:

—Afecto: a diario.

—Ternura: frecuentemente.

—Mimos: en los momentos bajos.

—Sentirse escuchadas: frecuentemente.

—Sorpresas y detalles: de vez en cuando, pero sobre todo en los momentos bajos.

—Frases llenas de cariño, donde les digan que las quieren freuentemente.

—Paciencia: frecuentemente, y sobre todo en los momentos bajos, durante el síndrome premenstrual y en los días de molestia de la regla.

—Aceptación de sus intuiciones: frecuentemente.

Por su parte, muchos hombres esperan que sus parejas les aporten:

—Unas relaciones sexualmente permanentes y llenas de pasión, donde además su pareja les diga que es un auténtico artista del sexo.

—Sentirse valorados en todas las áreas, personales y profesionales.

—Sentir reforzada su autoestima y su seguiridad personal.

—Sentirse importantes para la mujer: saber que está satisfecha con él, que cubre sus expectativas y sus necesidades.

—Tener cierta libertad de acción y tiempo libre para ellos.

Tal y como cita María Jesús Álava Reyes en su libro Amar sin sufrir, cuando uno de los miembros de la pareja siente que sus expectativas no están cubiertas les empiezan a embargar las dudas y los pronósticos se vuelven negativos y pesimistas. «Al cabo del tiempo la inseguridad se apodera de ellos y parecen convencidos de que no van a conseguir la felicidad que buscaban. La desesperanza les lleva al desánimo y lo acusan con un marcado cambio de actitud, donde las protestas o los reproches hacen acto de presencia. No recibir lo que esperan es lo que ha llevado a muchas parejas a la separación, a la ruptura o a una convivencia llena de insatisfacción y de amargura».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia