fotolia

La mejor edad para ser madre

A partir de los 35 años, los óvulos envejecen y es más difícil quedarse embarazada

Actualizado:

A los ginecólogos no les cabe duda, desde el punto de vista fisiológico y médico, la mejor edad para que la mujer tenga hijos es entre los 20 y los 30 años. «Es el mejor momento, ya que el embarazo va a tener menos complicaciones, también se reduce el riesgo de aborto y de que el bebé nazca con algún problema», asegura la ginecóloga Ana Gaitero, jefa de la Unidad de Reproducción Asistida de Sanitas Hospitales.

No solo se trata de una cuestión médica, también para la mitad de las españoles el deseo de tener un hijo se despierta antes de los 25 años, son mujeres que en algún momento han pensado seriamente quedarse embarazadas, según el estudio «El reloj biológico de la mujer», de Clearbure. Sin embargo, a partir de los 30 la llamada a la maternidad se hace más fuerte e intensa ya que 8 de cada diez mujeres desea descendencia.

Los óvulos envejecen

Pero es entre los 20 y 30 cuando «los óvulos son los mejores —explica la ginecóloga—, los que más capacidad tienen de crear un embrión que lleve un desarrollo evolutivo de un niño sano. A partir de los 35 la calidad de los óvulos baja y la tasa de infertilidad es mayor, incluso las mujeres pueden presentar ya patologías que influyan en el embarazo como miomas, endometriosis...».

Con los años los óvulos envejecen, haciendo más difícil que la mujer se quede embarazada y aumentando los riesgos para la salud de la madre o del bebé (aborto, el niño puede nacer con algún problema...). También los nueve meses de gestación pueden tener más incidencia en el organismo. «El embarazo para el organismo es una sobrecarga. Se sobrecarga el hígado, páncreas...Y a partir de los 40 esa sobrecarga es mayor para los órganos. De ahí que sea más frecuente en esa edad sufrir diabetes gestacional, hipertensión...», asegura Gaitero.

«Hay factores que influyen en la calidad ovárica», como advierte la ginecóloga. Se ha demostrado que fumar y padecer una obesidad grave están relacionados con una mayor tasa de aborto. Y poco se sabe sobre cómo mejorar nuestros óvulos. «Hay estudios en marcha que intentan buscar la manera de frenar el deterioro del óvulo con antioxidantes que contienen los alimentos. Pero no se ha demostrado nada aún», añade la ginecóloga.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia