Pasar tiempo regularmente en familia resulta beneficioso para la salud mental de los adolescentes
Pasar tiempo regularmente en familia resulta beneficioso para la salud mental de los adolescentes - fotolia

Cenar en familia protege del ciberbullying

Las comidas familiares regulares protegen la salud mental de los adolescentes víctimas de acoso on line

Actualizado:

Algo tan sencillo como cenar en familia habitualmente no solo mejora las relaciones personales en el seno del hogar, sino que ayuda a proteger a los adolescentes del acoso cibernético y resulta beneficioso para su salud mental, según la investigación llevada a cabo por el profesor Frank Elgar de la Universidad McGill en Montreal (Canadá).

El experto del Instituto de Sanidad y Política Social e investigador del Instituto de Salud Mental Douglas señala que «uno de cada cinco adolescentes experimentan acoso cibernético», en un entorno difícil de controlar para padres y educadores «por lo que es fundamental identificar los factores de protección para los jóvenes que están expuestos a la intimidación on line».

Elgar examinó el papel de las comidas familiares frecuentes en la reducción de los impactos que tiene la intimidación en línea sobre la salud mental de los adolescentes y para ello su equipo entrevistó a 20.385 adolescentes en el estado de Wisconsin. Se estudió la exposición de estos jóvenes tanto al acoso cibernético como tradicional y su repercusión en su salud mental (depresión, ansiedad, abuso de drogas, autolesiones, pensamientos suicidas o intentos de suicidio).

«Hemos encontrado que los problemas emocionales, los de comportamiento y el abuso de sustancias son de 2,6 a 4,5 veces más comunes entre las víctimas de acoso cibernético», afirma el profesor asociado del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina. Los autores del estudio, publicado en la revista JAMA Pediatrics, encontraron que los adolescentes que menos cenaban en familia eran los más afectados por los efectos del ciberbulling, lo que sugiere que el contacto y la comunicación familiar reduce su impacto.

«Los resultados son prometedores, pero no hay que simplificar en exceso lo que hemos observado», dice Elgar porque «muchos adolescentes no cenan regularmente en familia, pero reciben apoyo de otras maneras».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia