fotolia

Museos: no solo cosa de papás y mamás

Las nuevas tecnologías ofrecen diferentes alternativas a la hora de visitar un museo con los más pequeños de la casa

Actualizado:

«Me voy a aburrir»,«¡todo el día de pie!», «no tocar nada», «no me puedo mover», «vaya rollo»... Estas y muchas más son, seguramente, las primeras ideas que vayan a la cabeza de un niño cuando se le dice que va a ir a visitar un museo. Muchos padres se dejan contagiar y convencer por las sensaciones de sus hijos, y en muchas ocasiones deciden esperar a que el niño crezca para acercarle a ver una exposición o una colección de arte. Tomar esta actitud puede ser un error ya que, muchas veces, los padres desconocen las posibilidades que el museo les ofrece. Carmen Alcaide Spirito, profesora titular de la Universidad de Alcalá y responsable del curso «especialización en educador en museos» afirma que «la mayoría de los principales museos (Prado, MNCARS, Thyssen, MACBA, etc.) tienen muy en cuenta al público infantil, desarrollando programas escolares y programas “en familia”, generalmente de muy buena calidad». Para Rufino Ferreras, responsable del desarrollo educativo del Thyssen, -tal y como dijo el pasado 18 de julio en la presentación del nuevo videojuego de la pinacoteca-, «el museo es un espejo en el que se puede aprender lo que ha pasado, pero también lo que puede pasar o está pasando en este momento. Además el museo es un espacio social, de diálogo, de educación colaborativa y de encuentro».

Nuevas tecnologías

Poco a poco los museos se han hecho más accesibles para todos los públicos y para todos los gustos. Los dispositivos inteligentes han hecho que la forma de visitar un museo haya dado un vuelco sorprendente y favorecedor para los públicos más jóvenes. Primero conocimos la «visita online». Para Ana Moreno, directora del área de educación en la Fundación Colección Thyseen-Bornemisza, este servicio es muy importante ya que «la imagen es un recurso que utiliza el museo, y mucha gente accede a él para tener la visión completa de una sala o exposición desde casa».

Pero el museo de arte Thyssen-Bornemisza ha querido dar un paso más de tal forma que, con la ayuda de la Fundación BBVA, han desarrollado dos aplicaciones para hacer de la visita al museo una experiencia familiar lúdica y participativa.

Experiment now: es una app para niños de hasta 12 años. Su funcionalidad está basada en etiquetas, en interpretación de obras, personajes, elementos, texto, música... Resulta muy atractiva para los niños porque su diseño plástico permite crear escenarios con posibilidad de compartirlos posteriormente, «el factor social es algo muy importante, para compartir contenidos con quien tú quieras» afirma Ana Moreno.

Crononautas: está dedicada al público joven. Es accesible para niños a partir de los 13 años. Es una app que por estética y argumento es más compleja que «Experiment now». Crononautas es una aplicación gratuita que permite a los usuarios visitar el museo de una forma diferente. Es una experiencia de realidad-ficción que permite hacer un viaje en el tiempo a través de los cuadros del museo. Un total de 15 pruebas harán que los jóvenes descubran una gran cantidad de secretos del museo prestando atención al edificio, y a algunos hechos y personajes importantes relacionados con la exposición.

Otros como el Museo Nacional del Prado, también han desarrollado un app para smartphones y tablets - App Second Canvas- que ofrecen al visitante la posibilidad de hacer la visita con fichas, audioguía e incluso sinoguía. Además, existe otra app con la guía oficial del Prado completa, en la que hay recorridos temáticos para niños que permiten hacer esa visita en familia.

Visitas-taller para familias

Según Carmen Alcaide, «las galerías de arte desarrollan menos programas para niños que los museos, aunque hay algunas excepciones que dan especial relevancia al Arte Infantil». Un ejemplo de que los museos dan verdadera importancia a su programa de familia y niños, lo encontramos en el mencionado museo de Madrid. «Hace 20 años que el museo Thyssen lleva a cabo un programa de visitas taller para familias», declara Ana Moreno.

«Padres e hijos participan en las visitas de forma conjunta»

Estas visitas tienen actualmente ocho recorridos diferentes a lo largo del museo, y están preparadas para que toda la familia disfrute del espacio de exposiciones de forma conjunta. Para la directora del área de educación del museo es muy importante saber que las actividades no son solo para niños, sino que el adulto y el niño en estas visitas participan de forma conjunta. Estas actividades son para aprender unos de los otros.

Lejos de la visión antigua y sobria que para los niños y algunos jóvenes merecen en muchas ocasiones, «las grandes casa del arte» llevan cumpliendo durante algunos años, planes de desarrollo y modernización muy destacados. Entre ellos, el muso Thyssen-Bornemisza incluye en sus visitas-taller para familias, ocho interesantes recorridos para familias con niños de entre 6 y 12 años (quién es quién, érase una vez un cuadro, mundo color, te veo, etc...); y dos más para familias con niños entre 3 y 6 años (Inspector Thyssen I y II).

De igual forma, el Museo de Prado tiene un programa para disfrutar en familia del museo en el que se realizan talleres familiares vinculados a la colección permanente y/o exposiciones temporales en los trimestres de otoño, invierno y primavera. «El público familiar es un público fiel que participa activamente en la oferta familiar del Museo. Se mantienen atentos a la programación y las actividades programadas les resultan de interés. Es un público agradecido y cautivado» afirma Judith Ara, coordinadora general de Conservación del Museo Nacional del Prado.

Recursos para el aula

El objetivo del desarrollo de las app es que se utilicen en el museo -durante la visita-, pero tal y como pasa con la «visita online», también son tenidas en cuenta como un complemento y se tiene constancia de que son recursos utilizables en casa, e incluso en el aula.

A partir de septiembre, el museo Thyssen-Bornemisza, va a realizar una serie de encuentros con profesores para charlar sobre estas aplicaciones y muchos más aspectos educativos que tienen que ver con el museo. La materia de discusión y diálogo educativa se engloba dentro de dos proyectos muy importantes como son Educa+ (basado en encuentros y foros para profesionales de museos y educación) y Musaraña (dirigido a profesores y escuela).

Por su parte, el Museo del Prado realiza cada dos años el «Encuentro del Profesorado», del que se han realizado tres ediciones hasta el momento. Es un foro de encuentro entre profesionales de la docencia para compartir metodologías y experiencias sobre y en el Museo del Prado. El tercer encuentro se ha celebrado el 26 de abril de 2014.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia