La embarazadas en paro tienen bebés más sanos
fotolia

La embarazadas en paro tienen bebés más sanos

En crisis, «las mujeres duermen más, beben menos alcohol y tienen mejor salud física»

Actualizado:

Cuando la tasa de paro es más alta y las madres tienen más tiempo para cuidarse (más comidas caseras, más ejercicio, más visitas al médico, o menos estrés laboral), la salud de los recién nacidos es mejor. Esta es la reveladora conclusión de un estudio realizado por la profesora del departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) Libertad González-Luna, y la investigadora del Collegio Carlo Alberto de Turín (Italia) Ainhoa Aparicio Fenoll.

El trabajo, publicado en la serie Working Papers de la Barcelona Graduate School of Economics (BGSE), ha estudiado los efectos de la crisis económica sobre la salud de los bebés y revela que la salud neonatal mejora cuando la tasa de paro es más alta. Las autoras utilizaron la Encuesta de Población Activa para calcular la tasa de desempleo entre 1980 y 2010 por provincias. Y emplearon los datos de certificados de nacimiento para construir medidas de salud de los bebés (peso al nacer, prematuridad, mortalidad neonatal), también por provincias y años.

Según explicó González-Luna, «encontramos que, incluso comparando los hijos de una misma madre, aquellos que nacen en épocas de recesión económica nacen más sanos que sus hermanos que nacen en épocas de bonanza». Entre otros motivos, porque la salud de las embarazadas mejora en épocas de paro alto. «Encontramos —continuó— alguna evidencia de esto en la Encuesta Nacional de Salud: cuando el paro sube, por término medio las mujeres en edad de concebir reportan mejor estado de salud física, duermen más, beben menos alcohol y tienen un índice de masa corporal menor».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia