En qué mienten más los hombres a su pareja
Familia

En qué mienten más los hombres a su pareja

Las mujeres decubren antes sus mentiras porque saben interpretar mejor el lenguaje corporal debido a que los bebés no hablan y dependen de señales no verbales para sobrevivir

Actualizado:

Los autores, Allan Pease y Barbara Pease, autores de «¿Somos compatibles? El libro de las preguntas clave sobre tu relación» (Editorial Amat), explican a ABC.es, cuáles son las razones fundamentales por las que los hombres detestan hablar de los problemas de la pareja, quién miente más y cómo lograr una buena comunicación.

—¿Por qué hay tantos problemas de comunicación en la pareja?

—Los cerebros de los hombres y las mujeres han evolucionado para especializarse en diferentes tareas. Bajo una perspectiva histórica, el rol de la mujer ha consistido en criar a los hijos y ocuparse de la familia. Las mujeres modernas han heredado de sus antepasadas esta necesidad de la crianza. Por otra parte, el papel del hombre ha consistido en combatir a sus potenciales enemigos y cazar para conseguir comida. Su cerebro ha evolucionado hacia tareas más singulares y orientadas a la consecución de objetivos. Puede ser capaz de golpear la bola en línea recta cuando juega al golf así como aparcar su coche en línea, ¡pero no le pida que encuentre la mantequilla en la nevera! Estas diferencias esenciales están enraizadas en nuestro pasado y generan conflictos en las parejas, en nuestro mundo de hoy. Sin embargo, cuando se aprende a gestionar adecuadamente estas diferencias, la vida de pareja puede ser magnífica.

—¿Por qué es tan difícil entender las necesidades de la pareja?

Nunca nos han enseñado a reconocer las diferencias que hay entre hombres y mujeres. Los medios de comunicación nos dicen que los hombres y las mujeres somos iguales, pero la verdad es que hay diferencias muy importantes en el modo de pensar y comportarse. Una vez que la pareja ha comprendido estas diferencias básicas y lo que puede esperar del otro, su relación es mucho más feliz.

—A muchos hombres no les gusta que las mujeres quieran comentar siempre con ellos los problemas de la pareja. ¿Por qué? ¿No saben cómo afrontar este tipo de conversaciones o es puro desinterés?

—Los hombres no tienen la misma necesidad de hablar de sus sentimientos que sí tienen las mujeres. Cuando un hombre se entera de que hay un problema, su instinto le empuja a resolverlo. En cambio, cuando las mujeres hablan de sus problemas lo hacen porque desean aliviar el estrés. Lo que en el fondo toda mujer le está diciendo al hombre es: «quiero hablarte de algo pero no quiero que digas nada». Para los hombres, la solución es escuchar, no intentar resolver los problemas de la mujer.

—¿Qué puede hacer una mujer para conseguir la atención de un hombre?

—Si una mujer quiere hablar con su pareja sobre su relación, le daré unos cuantos consejos para conseguir que le preste y mantenga la atención. Primero, fije por anticipado un momento concreto para hablar del tema. Segundo, confeccione un programa y sígalo fielmente. Tercero, hable de una sola cosa a la vez. Y cuarto, concédale tiempo a él para que dé su opinión.

—¿Quién miente más, el hombre o la mujer? ¿Por qué?

—Más o menos mienten igual hombre y mujeres, pero las mujeres saben captar mejor las señales del lenguaje corporal y detectan cuando un hombre les está mintiendo. Esto es así porque el cerebro de las mujeres está mejor estructurado que el de los hombres para interpretar el lenguaje corporal debido a que los bebés no pueden hablar y dependen de señales no verbales para sobrevivir. De siempre, a las mujeres les hizo falta poder decodificar las señales de agresión y cordialidad, y aún hoy pueden utilizar perfectamente esta capacidad. Esto crea la sensación de que los hombres mienten más que las mujeres, pero no es así. Lo que ocurre es que cuando mienten son atrapados con mayor frecuencia

—¿Cuál es la mentira del hombre más recurrente en el ámbito de la pareja?

Los hombres mienten a las mujeres sobre su aspecto. La mayoría de hombres temen decir lo que realmente piensan sobre la apariencia de sus parejas por miedo a ser castigados. Pero esta conducta no es eficaz. Las mujeres saben perfectamente cuál es su aspecto y, por tanto, cuando un hombre miente sobre esto, las mujeres lo detectan.

—¿Cuál es la razón de que las mujeres quieran conocer en detalle cualquier situación? ¿Es esto peligroso para la relación?

—Ser sincero sobre sus sentimientos es lo mejor que un hombre puede hacer en el marco de una relación, pero tiene que formular sus respuestas de tal forma que no dé la sensación de que es una persona insensible.

—En las parejas en las que las mujeres siempre hacen el amor y los hombres simplemente practican sexo, ¿es predecible el fracaso en este tipo de relación?

Hombres y mujeres tienen planteamientos distintos por lo que se refiere al sexo y al amor. Si una mujer percibe que su ansia de amor no se ve correspondida y satisfecha —caricias preliminares y contactos estimulantes—, entonces tiene que hablar de forma directa y clara con su pareja acerca de sus expectativas. La relación falla por estas diferencias cuando uno de los miembros de la pareja se niega a reconocer y aceptar que el otro no tiene las mismas necesidades que él o ella.

—¿Cuáles son las mayores diferencias entre hombres y mujeres?

—Cuanto más se comprenda lo que el sexo opuesto piensa y desea, mejor podrá ser la relación. Las cosas van mal sólo cuando ambos rehúsan reconocer que su pareja tiene unas necesidades distintas a las suyas. La mayor parte de las personas se sienten atraídas hacia el sexo opuesto por las diferencias, pero después tratan de cambiar a su pareja para que sea como ellas quieren. Si no se aceptan y gestionan adecuadamente las diferencias entre sexos, la vida será siempre como una montaña rusa.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia