¿Qué esperan ellas de los hombres?
Parejas

¿Qué esperan ellas de los hombres?

Los diez deseos de las mujeres en su relación

Actualizado:

No cabe duda de que cuando un hombre y una mujer se enamoran y deciden comenzar una relación, la vida se torna de color de rosa y todo nos parece maravilloso en la persona con la que empezamos a compartir parte de nuestra vida.

Pero hay que ser realistas, bajar de la nube y poner los pies en el suelo..., sobre todo para evitar decepciones posteriores o que, al menos, sean menos dolorosas, puesto que las expectativas no satisfechas se valoran como un fracaso.

La ilusión con la que se inicia una relación es muy importantes y, en parte, van a determinar cómo será el futuro de la pareja. «Son dos biografías las que comienzan una nueva convivencia, y no solo dos personas —asegura Cayetana Hurtado de Mendoza, coordinadora «Escuela de Parejas» de la Fundación Educativa Universidad de Padres—. Cada uno aporta una memoria vital que condicionará la idea de pareja y lo que espera de ella. Esta memoria incluirá los modelos de pareja vividos previamente, el tipo de apego desarrollado en la infancia, las experiencias afectivas previas, el tipo de educación recibida…».

Pero, ¿qué esperan ellas de su pareja? Según Cayetana Hurtado de Mendoza, las mujeres cuando comienzan una relación aspirana tener:

—Cuidados y atención a diario. Una de las cosas que más reconfortan en la pareja es sentirse querido y que se es importante para el otro. Sentirse únicas y deseadas por su pareja. Esperan que su pareja les haga sentirse especiales y que sean detallistas con ellas.

Las mujeres buscan el candidato ideal que cumpla con «los requisitos» para formar una familia. Entre los más valorados estarían la protección y la seguridad económica y en cuanto a recursos para el mantenimiento de la familia con el que formar una familia.

—Aceptación incondicional por lo que valen como personas y no condicionada a estar guapas y siempre dispuestas.

Que la pareja sea capaz de entender lo que necesitan y cómo se sienten sin tener que hacerlo explícito y que mantengan una actitud proactiva.

Intimidad. Sentir una cercanía emocional y una conexión íntima con la pareja.

—Compromiso y estabilidad. Un compañero de vida con el que se proyecten en el futuro y compartan una filosofía de vida y proyectos comunes, en definitiva, sentir que se crece como pareja.

—Ayuda y soporte ante las adversidades. Buscan una pareja resolutiva capaz de reaccionar en el momento y de la forma necesaria.

Las mujeres esperan que si su pareja «falla» en algún aspecto, con mucha probabilidad podrán cambiar aquellos aspectos negativos de su pareja con tiempo y esfuerzo.

—Una persona cómplice con la que compartir ocio, actividades, risas…etc.

Buscan una pareja que sepa integrarse con su entorno (familiares, amigas…) y respetarlo.

—Sentir admiración y sentirse admiradas por el otro será uno de los elementos que busquen y esperen de la pareja.

La expectativa más peligrosa

Según la coordinadora de «Escuela de Parejas» de la Fundación Educativa Universidad de Padres, una de las expectativas más peligrosas, y compartida por ambos sexos, consiste en pensar que la pareja culminará todos nuestros sueños y nos hará sentir plenos. «Si pensamos de este modo, estamos responsabilizando al otro de nuestra felicidad olvidando que los responsables últimos de ella somos nosotros mismos»

¿Qué ocurrirá entonces cuando aparezca un problema o atravesemos una mala racha? «Con mucha probabilidad —añade Cayetana Hurtado de Mendoza— reaccionaremos con una actitud demandante y exigente que no acabará satisfaciendo nuestras necesidades. Éstas, no podrán ser cubiertas del todo por el otro pues hay parte de ellas que dependen directamente de uno mismo, lo que nos hará sentir vacíos y con una sensación de que nuestra pareja fracasa».

Lo saludable es tener claro desde el principio que una pareja está formada por dos personas con sus individualidades y es lógico que no mantengan la misma opinión sobre las cosas. «Tener diferentes opiniones debe valorarse como un enriquecimiento mutuo, en lugar de creer que no congeniamos o que debemos intentar cambiar al otro», señala la coordinadora de esta escuela de parejas.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia