Familia

Diez claves para evitar que tu hijo se maree en el coche

Así se logra que no pase un mal rato y que el vieje se convierta en una verdadera odisea

Actualizado:

Sea largo o corto el trayecto en coche, muchos niños tienden a marearse a los pocos minutos de poner en marcha el vehículo. Comienzan a sentir pérdida de equilibrio, vértigo, una alteración de vacío en el estómago y, como resultado, ganas de vomitar. Por ello, ahora que comienza una época del año en la que los viajes son cada vez más habituales, desde Bebé Seguro ofrecen los siguientes consejos a seguir:

—Ventilar el coche con frecuencia.

—Evitar ambientadores con olores muy fuertes. En muchas ocasiones los olores son la principal causa del mareo de un niño.

—No fumar en el coche.

—Evita dar volantazos, acelerones y frenazos fuertes.

— durante la noche, los niños se marean menos cuando van dormidos.

—mantenerle entretenido durante el trayecto con alguna canción, adivinanza o juego que no implique lectura

—caramelos le puedes dar uno de limón

—comida ligera antes de emprender el viaje. Lo más recomendable para que no lleven el estómago vacío son los frutos secos y los hidratos de carbono.

—galletas o unos frutos secos para que pueda picotear cuando le entre el hambre.

—aradas cada dos horas. De esta manera, el niño podrá correr, airearse y descansar del viaje.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia