educación

Los 9 aspectos que más nos gustan del colegio de nuestros hijos

Variables «tradicionales» como costes, proximidad e ideario son los tres factores más valorados

Actualizado:

A la hora de elegir colegio para nuestros hijos, ganan peso variables como el «bilingüismo», que el centro cuente con una variada oferta de actividades extraescolares o su «reputación online». Eso sí, continuan pesando los tres aspectos tradicionales de siempre: los costes, la proximidad y el ideario. Son conclusiones del último informe realizado al respecto por Consultores Argos para quienes, en general, «las circunstancias laborales y personales de los padres se dejan ver mucho más que antes a la hora de elegir el centro escolar de nuestros hijos».

El informe realizado por estos especialistas parte de una serie de conversaciones mantenidas por sus profesionales con más de cien colegios repartidos por toda la geografía española a lo largo de los últimos doce meses. En él se revela que los costes asociados a la enseñanza son el primer factor que tienen en cuenta los padres. «El económico siempre ha sido uno de los factores más valorados, junto con el de proximidad al lugar de residencia o de trabajo de los padres. De hecho, en los últimos años ha ido ganando peso para posicionarse como el rey indiscutible para la toma de decisiones en el contexto familiar», señala Juan Carlos Vilar Manzanero, consejero delegado de la firma. En cambio, «factores como los idiomas o las instalaciones deportivas, que siempre han sido prioritarios, pierden ahora algo de protagonismo», añade Vilar.

Estos son, según el estudio, los aspectos más valoradospor los padres españoles:

1. Costes asociados a la enseñanza. No nos estamos refiriendo solo a la matrícula, sino también a los gastos de comedor, ruta escolar, actividades extraescolares o cualquier otro que los padres tengan que asumir. Este factor ha cobrado un creciente protagonismo en los últimos años ante la pérdida de poder adquisitivo de un buen porcentaje de la población. En los últimos cinco años los centros de enseñanza privados han perdido alumnos en beneficio de los concertados y estos últimos han visto como parte de su alumnado se iba a la pública.

2. Proximidad. Se buscan, más que nunca, centros de enseñanza próximos al domicilio familiar, o, en su caso, al lugar de trabajo de uno de los padres. Comodidad, tiempo, ahorro en ruta escolar, relaciones sociales dentro de la propia comunidad… son muchos los alicientes de un colegio próximo. La cercanía facilita conciliar el colegio con jornadas laborales largas.

3. Ideario / Metodología. La filosofía, valores y método del centro de enseñanza siempre han tenido un gran peso en la elección del colegio. Se trata de una variable en la que juega un papel muy importante el director del colegio o, en su defecto, el orientador o persona del colegio que mantiene la sesión informativa o entrevista personal con los padres. No obstante, el impacto de esta variable ha caído ligeramente, empujada principalmente por la crisis económica.

4. Instalaciones. Es la parte más tangible de las bondades de un centro educativo. Evaluar y comparar programas educativos puede ser una tarea compleja, cuando llega la hora de comparar instalaciones la elección es mucho más fácil de manejar. En los últimos 10 años los padres están manifestando un interés creciente por las instalaciones deportivas, por delante de otras como la biblioteca, laboratorio, salón de actos, o incluso el aula de informática.

5. Idiomas. Las familias están muy concienciadas de que el inglés y los idiomas en general son una de las grandes asignaturas pendientes de nuestra sociedad y, en consecuencia, demandan centros de enseñanza con sistemas de enseñanza bilingües. Las mayores inversiones de los centros de enseñanza españoles en los últimos 10 años se han ubicado en ampliar y potenciar su oferta de idiomas.

6. Entorno social. El sentido de pertenencia a una determinada comunidad lleva a que los padres elijan para sus hijos colegios que estén dentro de un entorno con el que se sienten identificados, ya sea por religión, etnia, filosofía, posición social o económica… El clásico de matricular a los niños en el mismo centro al que fueron los padres tiene mucho que ver con esa ubicación del niño dentro del entorno social creado por los padres.

7. Reputación. Al clásico boca a boca de familia y amigos, se suma ahora la reputación online. Por un lado son muchos los foros donde se encuentran opiniones e informaciones de primera mano sobre colegios. Por otro el acceso a Internet se ha normalizado en hogares y móviles. Uno y otro han revolucionado el modo de buscar centro educativo lo que ha propiciado que los propios centros inviertan cada vez más recursos en controlar esa reputación.

8. Actividades extraescolares. Es un factor que gana protagonismo en los últimos años. Por un lado, ayudan a resolver las incompatibilidades de horarios escolares y laborales producto de la nueva realidad socioeconómica de nuestro país. Por otro, una variada oferta de actividades ya sean deportivas, culturales o de otra índole, son un refuerzo para la formación del escolar y permiten orientarles hacia el desarrollo de campos de su preferencia.

9. Otros servicios de valor añadido. En la línea de las actividades extraescolares. Uso de nuevas tecnologías aplicadas al trabajo en el aula, psicólogos, competiciones deportivas, asociación de antiguos alumnos, vínculos colaborativos con otras instituciones en el extranjero… los padres buscan elementos de valor añadido para el colegio de sus hijos, factores que vayan más allá de lo puramente docente y logístico.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia