Libro de texto de Historia de 2º de bachiller, editorial Anaya
Libro de texto de Historia de 2º de bachiller, editorial Anaya

Esto es lo que se estudia sobre la Transición y Adolfo Suárez en colegios e institutos

«Muchos alumnos de carrera no han oído hablar de Franco, les suena a una historia del abuelo»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Muchos alumnos de último curso de carrera no han oído hablar de Franco, les suena a una historia del abuelo, ni siquiera de sus padres; tampoco de la II República, ni de Manuel Azaña. Algunos piensan que Ortega y Gasset son dos personas. Y no conocen la Transición ni la figura de Adolfo Suárez. No tienen una idea clara de la Historia de España del siglo XX». Esta rotunda afirmación proviene de Antoni Colom, catedrático de Ciencias de la Educación de la Universidad de las Islas Baleares y experto en Teoría General de sistemas y Educación social. Por supuesto, no le faltan argumentos para defenderlo. «Los propios profesores y catedráticos de Bachillerato me dicen que no pueden desarrollar todo el programa de Historia porque no les da tiempo, y los temas finales son precisamente de la Transición. Además, cuento con otro dato: mis propios alumnos. Hace 42 años que doy clases en la universidad a estudiantes de último curso de carrera (ahora de Grado) y desde que terminaron el Bachillerato no les ha dado tiempo a cultivarse, a tener una idea de la historia reciente de España», se explica el profesor.

«El proceso de transición a la democracia. La Constitución de 1978. Principios constitucionales, desarrollo institucional y autonómico» es uno de los contenidos de Historia de España en Bachillerato que exige la LOE, aprobada por el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Se recoge en el Real Decreto de 2007 que establece las enseñanzas mínimas de esta etapa educativa para todo el país. Por ahora, en plena reforma de la enseñanza, no se sabe qué ocurrirá con esos contenidos ya que falta por conocer el currículo básico de Bachillerato de la Lomce, que prepara el ministro de Educación José Ignacio Wert.

No se abarca todo el temario

En cualquier caso, los docentes se quejan de que no da tiempo a cumplir el programa. «En 2º de Bachillerato aparecen al final del programa varios temas sobre la España postfranquista, pero hay que tener en cuenta que en este curso la Historia de España empieza en Atapuerca y acaba en el año 2000. Con cuatro horas a la semana de esta asignatura y un curso que suele terminar a mediados del mes de mayo para preparar la PAU (antigua Selectividad), es prácticamente imposible dar todo. Lo normal es llegar hasta la Guerra Civil. Es muy complicado llegar a la Transición y quien llega es quien pone como prioritario cumplir el temario y da igual que los chicos estén entendiendo y aprendiendo», comenta José Miguel Campo, profesor de Historia de Enseñanza Secundaria (ESO y Bachillerato).

Este docente es uno de los que ha aprovechado estos días, con el fallecimiento del primer presidente de la democracia, para, precisamente, explicar en clase esta época reciente de la historia de España. «A petición de los alumnos he parado el temario para dedicar una semana a la Transición.Quizá este año no lleguemos a la época franquista por ello».

«Con 15 o 16 años los alumnos ya tienen madurez para estudiarlo»Los libros de texto de Historia en 2º de Bachillerato suelen dedicar un tema exclusivamente para la explicar la Transición: el Gobierno de Arias Navarro, el nombramiento de Adolfo Suárez como presidente, las primeras reformas, la legalización del PCE, las primeras elecciones democráticas, el segundo Gobierno de UCD, los Pactos de la Moncloa, el reconocimiento de las autonomías, el referéndum constitucional, la crisis económica... «Con 15 o 16 años los alumnos ya tienen una madurez psicológica suficiente para entender las explicaciones sobre esta etapa. De todas formas a esas edades, a los chicos les interesa bastante poco la política, sobre todo si lo tienen que estudiar y examinarse después de ello», explica Palmira Cámara, profesora de Secundaria y Bachillerato.

En la ESO

Pero es antes cuando los estudiantes entran en contacto con esta etapa histórica. En 4º de la ESO, es decir el último curso de la enseñanza obligatoria, los libros de texto de Ciencias Sociales-Historia contienen como penúltimo o último tema la época de la Transición y referencias al Gobierno de Adolfo Suárez, a las primeras elecciones y a la Constitución. Pero tampoco «da tiempo a llegar», afirma Mario Gutiérrez, profesor de Secundaria y portavoz del sindicato de enseñanza CSI-F.

Incluso en 5º y 6º de Primaria se hace referencia de forma muy escueta a la Transición en la asignatura de Conocimiento del Medio. Pero muchas veces tampoco se llega. «Se queda como un tema residual, al final del libro, y no a todo el mundo le da tiempo a terminar», asegura Óscar González, profesor de Primaria y director de Escuela de Padres con Talento. Este docente apunta que se da una paradoja: «Un niño de 11 o 12 puede conocer cómo se eligen los diputados de su Comunidad Autónoma, pero no saber nada de la figura de Adolfo Suárez o de la época de la Transición».

Y desde luego capacidad para ambos aprendizajes tienen. «Un preadolescente de 11 y 12 años tiene que conocer su entorno. Pero también tiene que tener una concepción de lo que es el país, debe contar con una cultura española y, a partir de ahí, con una cultura internacional, que está muy olvidada. Criticamos a los estadounidenses porque no saben dónde esta Europa, pero los españoles vamos por el mismo camino», asegura el catedrático Antoni Colom.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia