¿Sabes cuál es la forma más barata de calentar tu hogar?
Ahorro

¿Sabes cuál es la forma más barata de calentar tu hogar?

Un estudio desvela lo que cuesta la calefacción y el agua caliente según la energía utilizada

Actualizado:

Un reciente estudio realizado por Pwc «El mix térmico en España a 2030» ha analizado cuál es el gasto medio anual de calentar un hogar. Como muestra ha tomado una vivienda de 90 metros cuadrados con un consumo medio de ocho megavatios/año. El resultado, según la energía utilizada, es el siguiente:

—Gas natural : 760-928 euros/año

—Gas propano: 848-1.040 euros/año

—Gasóleo: 1.112-1.224 euros/año

—Biomasa: 1.168-2.104 euros/año

—Electricidad: 1.960-2.168 euros/año

Es decir, el uso del gas natural supone el mayor ahorro y la electricidad la opción más cara. Este hecho puede hacer que en muchos hogares se planteen hacer un cambio del uso de la energía empleada. Pero, ¿cuánto costaría? Los expertos consultados en la Asociación Española de Gas Sedigas aseguran que no existe un dato concreto y preciso, porque dependerá del tipo de instalación que se quiera modificar y a qué tipo de energía. Existen muchas calderas que son adaptables —para uso de gas natural— con la sustitución de algunas piezas, y algunos radiadores podrían, igualmente, valer. Es decir, en estos casos, el coste del "reciclaje" sería menor. Por otro lado, existen instalaciones muy antiguas que sería casi imposible reciclarlas.

Aún así, desde Sedigas apuntan que hacer el cambio se puede amortizar en el siguiente tiempo:

—Paso de gasóleo a instalación de gas natural (para agua caliente y calefacción). El cambio de instalación se amortiza en 4,9 años con el ahorro en el precio del combustible. A partir de ese momento todo es beneficio para el consumidor.

—Paso de propano a instalación de gas natural (para agua caliente y calefacción). La instalación está amortizada en 0,6 años con el ahorro en el precio del combustible. A partir de ese momento todo es beneficio para el consumido.

—Paso de electricidad a instalación de gas natural (sólo para agua caliente). La instalación está amortizada en 3,8 años con el ahorro en el precio del combustible. A partir de ese momento todo es beneficio para el consumidor.