Proteja su hogar contra el frío y la nieve

Proteja su hogar contra el frío y la nieve

Aísle ventanas y puertas, ponga termostatos contra las heladas en las calderas... Buenos consejos para afrontar los temporales

Actualizado:

El número de avisos por avería en los hogares aumenta un 55% con la llegada de la nieve. Por eso, conviene acondicionar nuestras viviendas para protegerlas del frío y evitar los problemas que se pueden ocasionar. Reparalia ( www.reparalia.es), empresa especializada cuidados del hogar, repasa una serie consejos para estar prevenido antes de la llegada de la nieve y reducir los daños causados, que pueden ser difíciles de reparar a corto plazo.

—Aísle su hogar para evitar las filtraciones. Durante un temporal, las puertas y ventanas son los principales focos de entrada de frío y nieve. Es aconsejable utilizar aislantes para las juntas, lo que ayudará a mantener una temperatura constante en el interior e impedir que se cuele el agua tras la descongelación. Además, es importante que solicite la ayuda de un profesional para examinar el tejado y arreglar todas las fisuras por las que pueda entrar la nieve. Las paredes exteriores de la vivienda tienen que estar bien aisladas para que no se formen grietas que puedan provocar humedades en el interior del hogar.

—Protéjase del frío. Las calderas más modernas tienen un termostato de protección contra heladas que se enciende automáticamente cuando la temperatura baja a niveles que provocarían el congelamiento de las tuberías. Por ello, es recomendable comprobar que funciona correctamente.

—Aísle sus tuberías. Cuando las cañerías exteriores están expuestas a las bajas temperaturas, existe el riesgo de que se congelen. Para evitar que las tuberías estallen debido a la congelación, debe envolverlas en un material de espuma que aísle y refuerce, y que se puede adquirir en la mayoría de tiendas de bricolaje. Si va a estar fuera de su vivienda en época de frío y no va a encender la calefacción durante un buen periodo de tiempo, es recomendable que drene las tuberías para que el agua remanente no se congele y las rompa. Si tiene mangueras en el jardín, desconéctelas.

—Evite acumulaciones de nieve el techo de la casa. Tras el temporal, la nieve acumulada en techos y rincones se convierte en hielo o se descongela, generando desbordamientos de agua y humedades en techo y paredes. En caso de que se produzca esta situación, se recomienda pedir ayuda a un profesional para solucinarlo.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia