El representante de Suecia celebra el triunfo
El representante de Suecia celebra el triunfo - REUTERS
Eurovisión

Suecia gana Eurovisión 2015 mientras que España cae hasta el puesto 21

Las apuestas no han fallado; el artista sueco ha convencido al público y se proclama vencedor. España se queda con solo 15 puntos

Actualizado:

Edurne, emocionada y satisfecha, ha hablado con TVE tras la actuación. «Me siento ganadora», asegura la representante española, que mantiene que está orgullosa de cómo ha salido la actuación y el apoyo recibido por el público. «Las votaciones era lo único que no dependía de mi», ha reconocido

Måns Zelmerlöw cierra el Festival de Eurovisión 2015 cantando su tema «Heroes» desde el escenario de Viena. El público está entregado en cuerpo y alma a la canción más votada del festival.

Edurne se ha quedado en el puesto 21 con 15 votos.

Conchita Wurst cede el testigo a Måns Zelmerlöw como vencedor del Festival de Eurovisión. Ha obtenido 365 votos.

Loreen ya ganó para Suecia Eurovisión en 2012. Tres años después el país repite éxito de manera arrolladora

¡Suecia gana Eurovisión! A falta de cuatro países por votar, el artista sueco es matemáticamente ganador del festival

Suecia apunta definitivamente al triunfo total. Ya aventaja al segundo, Rusia, por cuarenta puntos. España sigue con 12 puntos

El intérprete sueco está al borde de las lágrimas. Emoción al verse tan cerca de la victoria

¡Cómo ha cambiado todo en un momento! Suecia, la gran favorita, ha dado la vuelta al marcador y ya aventaja por 21 puntos a Rusia. Quedan diez países por votar todavía

España ha recibido hasta ahora sólo 10 puntos y está en el séptimo puesto por la cola

Emocionante lucha entre Rusia y Suecia. Apenas cinco puntos de diferencia que pueden voltearse en cualquier momento. ¡Queda lo mejor!

Italia se descuelga de la lucha por la victoria. Suecia resiste, pero Rusia lleva 14 puntos de ventaja cuando han votado la mitad de los países con derecho a hacerlo.

Rusia parece que comienza a desmarcarse. Está todo muy igualado pero la actuación rusa parece que ha gustado más al público europeo. Edurne sigue en la cola

16 países ya han votado y sólo el trío de cabeza ha superado los 100 puntos recibidos. El cuarto en cabeza, Bélgica, no supera los 70

Llevamos diez países votando y Rusia, Suecia e Italia están muy desmarcados del resto de países. España está entre los 15 últimos

Ya han votado tres países y Suecia e Italia están en cabeza junto a Rusia. Eran los grandes favoritos.

Jon Ola Sand, jefe supervisor del festival, confirma que ya están los resultados. ¡Llega el momento crucial! Arrancan las votaciones

Conchita habla sobre su triunfo en Copenhague el año pasado y da paso a un vídeo donde se recuerda a los otros ganadores del festival. Es importante señala que este año se cumple el 60 aniversario del festival. ¡Entre esos vencedores están Massiel y Salomé!

Vincenzo Cantiello, ganador del Eurojunior 2014, es entrevistado ahora sobre el escenario de Eurovisión. ¿Anticipo de otro triunfo italiano?

¡Se cierran las líneas telefónicas! Y es el momento para que cante la Reina. Conchita Wurst se sube al escenario para interpretar dos temas de su primer álbum, que salió a la venta el pasado 15 de mayo.

Mejor intermedio que opening, aunque quizá demasiado solemne. ¡Todavía quedan unos minutos para votar! Volvemos a repasar las canciones que han participado esta noche.

Mientras, llega el esperado intermedio. El protagonista es el percusionista internacional Martin Grubinger. Para la ocasión, ha compuesto una pieza única que combina música clásica con elementos actuales, así como canto coral y percusión. En el intermedio participan 40 músicos así como los ganadores de un Gramnmy ‘Arnold Schoenberg Choir’. La pieza está basada en temas clásicos de compositores austriacos como Gustav Mahler o Bruckner, transformados a una variedad de estilos más modernos como salsa, funk o fusión.

Fin del bloque de actuaciones. Ahora es el momento de proceder a la votación. ¿Qué canción será la ganadora? Los espectadores de toda Europa y Australia tienen ahora unos 15 minutos para tomar la decisión. Un vídeo repasa las 27 candidaturas de la noche.

Para los azeríes, las semifinales son un mero trámite. Siempre han estado presentes en la final y con grandes resultados. La excepción fue el año pasado, cuando sólo pudieron obtener un puesto 22. Azerbaiyán no va a permitir que esto vuelva a ocurrir y por eso rescatan a Elnur Hüseynov, su primer representante, con la canción "Hour of the Wolf". ¿Volverán al top10 este año?

Es el momento ahora de la «vampiresa» Nina Sublatti. La representante georgiana tuvo un mal inicio de semana: se quedó afónica a escasas horas de la primera semifinal. Pese a todo, hizo una gran actuación y se coló entre los finalistas. Hoy parece que ya se encuentra mejor y que no tendrá problemas para deslumbrarnos con su "Warrior"

Es posible que la actuación que viene ahora no sea del gusto de todos. Hungría se presenta este año en Eurovisión con el grupo Boggie y su canción "Wars for nothing". El título del tema lo deja claro: es un himno antibelicista. Sin embargo, para muchos es demasiado solemne y anodina. Sea como fuere, a los húngaros les ha servido para estar en la final del certamen.

Y llega el momento de Edurne, llega el momento de España. Edurne ha tenido un camino muy complicado hasta esta actuación. Muchas críticas a su canción, a su puesta en escena... Pero ella siempre ha confiado en su propuesta, basada en la teatralidad y en su carácter místico. Le acompaña en el escenario el bailarín italiano Giuseppe Di Bella, con el que realiza un baile pasional a mitad de canción. ¡Ojalá haya mucha suerte! ¡ Vamos Edurne!

¡Maravillosa Aminata! Seguimos con las canciones con mensaje. Rumanía, que hasta ahora nunca se ha quedado fuera de la final, está representada por el grupo Voltaj y su canción «De la capat». El tema habla de la soledad que sufren los niños cuyos padres tienen que emigrar a otros países para buscar trabajo. Por desgracia, una realidad muy latente en Rumanía. No os perdáis al niño que aparece en las imágenes del fondo, el séptimo protagonista de esta emotiva puesta en escena.

Gran aplauso para la polaca de todo el estadio. Los países bálticos han tenido una gran suerte este año y los tres están en la final. Letonia no lo conseguía desde 2008. Siete años después ha sido la cantante Aminata la que ha devuelto a su nación a la liga de los mejores. Y no es extraño: su portentosa voz, su temazo y la mística e impactante puesta en escena que la acompaña hacen todo el trabajo. «Love injected» es el título de su canción.

Confirmado: Måns Zelmerlöw estará peleando por la victoria. Ovación máxima para el artista sueco. La gala no descansa y llega el turno de Chipre. John Karayiannis fue una de las grandes sorpresas de la segunda semifinal y aquí está en la gala de hoy interpretando su intimista «One Thing I Should Have Done». Chipre no consigue un top10 desde 2005. ¿Será por fin este año cuando vuelvan a la zona alta de la tabla?

Locura total en estadio tras la actuación de Serbia. Y ahora pasamos, a su antítesis, la calma más absoluta. Con Noruega llega ahora uno de los momentos más elegantes de la noche. Morland y Debrah Scarlett proponen con «Monster Like Me» un tema intimista cuyo punto fuerte es la interpretación vocal de ambos. Para muchos, es la mejor canción del festival y quizá una competencia directa con Estonia. Prepárense para disfrutar de una de las grandes actuaciones de hoy.

¡Momento petardeo en Eurovisión! Serbia, que el año pasado se retiró del festival, ha vuelto en esta edición por todo lo alto. Bojana Stamenov es su representante y, aunque la actuación al principio puede parecer algo convencional, su final es absolutamente loco. En la semifinal, el estadio se vino abajo a la conclusión del tema. ¿Pasará lo mismo esta noche? ¡Fuera los prejuicios y a disfrutar con este «Beauty never lies»!

Llega el momento de ensalzar el amor. Los lituanos Monika Linkytė y Vaidas Baumila se presentan en Eurovisión con «This time», un tema sencillo pero muy romántico y que incluye beso a mitad de canción. También los coristas, en un claro guiño a la comunidad gay. Es la cuarta vez que Eurovisión muestra un beso entre personas del mismo sexo. ¡El buen rollo y el amor se apoderan del Stadthalle de Viena con Lituania!

Esta noche hay muchas canciones con mensaje. La más polémica en ese grupo es la de Armenia, cuyo tema es una alusión velada a la masacre otomana de armenios en la I Guerra Mundial, que Turquía niega que fuera un genocidio. La delegación armenia ha repetido en Viens una y otra vez que no hay contenido político en su canción, una balada que trata sobre «valores universales como el amor y la paz». Pero una lectura entre líneas despierta dudas, ya que el pasado 24 de abril se conmemoró el centenario de la masacre, en la que se calcula que murieron entre 1 y 1,5 millones de armenios. El grupo Genealogy se ha formado exclusivamente para Eurovisión y está formado por cantantes de los cinco continentes, aunque todos con vínculos con Armenia.

Fantástica puesta en escena de Francia, que el año pasado quedó última. Suponemos que Lisa Angell conseguirá un puesto mejor. Y ahora... ¡a bailar! Hacía cinco años que Israel no pasaba a la final y ha sido el joven de 16 años Nadav Guedj quien devuelve al país judío a la gran gala. Lo hace con un tema bailable e impregnado de ritmos de Oriente Medio. El estadio se va a venir abajo con este chute de ritmo y alegría que desprende la candidatura israelí. Y es que este chico... ¡es un golden boy!

El segundo puesto de la final es para un «Big 5», los países que están clasificados directamente para la gala. Francia perdido el interés por el festival. Lo demuestran sus malos resultados y la pobre calidad de sus apuestas. Sin embargo, eso puede estar cambiando. Este año, nuestros vecinos del norte apuestan por la increíble voz de Lisa Angell y la delicada «N'oubliez pas», canción de recuerdo a la I Guerra Mundial. No parecía venir la francesa con grandes opciones, pero sus buenos ensayos y la buena puesta en escena han fortalecido sus esperanzas.

Y ahora sí, después de este opening tan largo llega el momento de las actuaciones. Los primeros en actuar son los eslovenos. El país exyugoslavo nunca ha pasado del séptimo puesto en Eurovisión. Este año, forma parte del grupo de favoritos gracias al dúo Maraaya y su tema pop-indie "Here for you". Reconoceréis a la cantante porque siempre lleva puestos los cascos para escuchar música. Es casi imposible que ganen, pero... ¿serán capaces de superar la barrera del séptimo puesto?

El lema de este año es «Construir puentes» y en un vídeo con «What if» (Rusia, 2013) de fondo vemos imágenes de personas de todos los rincones de Europa interactuando y uniendo países. incluso hay guiños de hermanamiento entre Armenia y Turquía... ¡y un beso gay! No será el único que veamos esta noche en la final...

Más de 200 personas ahora mismo sobre el escenario de Eurovisión. Un inicio algo caótico, la verdad, y muy deslucido con respecto a lo que hemos visto en años anterior. La televisión austriaca no ha demostrado estar a la altura de un evento como éste con grandes fallos de realización. Esperemos que esta noche sean los menos posibles.

¡Y ahora Conchita Wurst se eleva a los cielos y va desde la plataforma hasta el escenario donde la esperan las otras tres presentadoras de la gala! Un coro de niños se suben ahora para cantar también este himno. El rapero austríaco Left Boy se suma a esta singular apertura del festival.

La música clásica vuelve de nuevo a ser la protagonista, ya sobre el escenario del Stadthalle de Viena. La famosa violinista Lidia Barich interpreta un fragmento de «Mercie Cherie», primera canción austriaca que ganó Eurovisión. Acto seguido, la orquesta de la televisión pública del país toca los acordes del tema ganador de la «mujer barbuda». Y en el centro del estadio emerge por sorpresa la gran Conchita Wurst interpretando «Building Bridges» («Construyendo puentes»), canción y lema del festival este año.

Ahora, un vídeo nos lleva de viaje por los rincones de Austria con objetos de forma esférica como enlace. Austria, un país que abandonó el festival entre 2008 y 2010 por los malos resultados cosechados, se ha volcado de lleno en la organización de este festival. Es la primera vez que se celebra aquí desde 1967.

La Filarmónica de Viena protagoniza el principio de la ceremonia interpretando desde el jardín del palacio de Schönbrunn el himno de la Alegría de Beethoven. A continuación, un vídeo recuerda el histórico triunfo de Conchita Wurst en la edición del año pasado con su canción «Rise like a Phoenix». 32 de los 36 países que participaron en 2014 votaron por la «mujer barbuda». Ella es una de las co-presentadoras de esta noche y charlará con los candidatos en la «green room».

¡Son las 21.00h. de la noche! Suena el himno de la UER. El gran momento solemne de todos los años.

Para amenizar estos últimos minutos de espera, os invitamos a repasar la evolución del estilo de los artistas que han pisado el escenario del concurso.

¡Apenas unos minutos para que arranque la gala! ¿Logrará Edurne entrar en el top10 como Pastora Soler (2012) o Ruth Lorenzo (2014) o sufrirá una debacle como la de «El sueño de Morfeo» (2013)?

Italia cerrará el bloque de actuaciones y Eslovenia será la primera. En el grupo de favoritas, Suecia será la décima y Rusia, la 25. Repasa aquí el orden de actuación.

Por desgracia, Edurne no está entre las favoritas para la victoria. Las casas de apuestas la sitúan en torno al puesto 12. Suecia, Italia, Rusia, Bélgica y Australia son los que más opciones tienen para llevarse el triunfo a casa.

Sigue en directo esta noche en ABC.es la gran final de Eurovisión 2015. 27 países optan al trono que hoy deja vacante Conchita Wurst. España estará representada por Edurne y su canción «Amanecer». En estas horas previas, visita el especial de ABC sobre el festival para conocer todos los detalles del famoso concurso musical