Algunos miembros de la Asociación Española de Satreria junto a su presidente, Paul García de Oteyza
Algunos miembros de la Asociación Española de Satreria junto a su presidente, Paul García de Oteyza - AES

Satres de toda España se alían para la creación de una asociación

La Asociación Española de Sastrería (AES) se presentó ayer oficialmente con representantes de sectores afines al oficio

MadridActualizado:

El acto fue presentado por su presidente, Paul García de Oteyza quien destacó que la asociación nace en marzo de 2017, con los objetivos de promover, potenciar y proyectar la sastrería española a nivel nacional e internacional. Recordó que la sastrería española posee una larga tradición e historia y goza de reconocido prestigio nacional gracias a su alto nivel de calidad. Sin embargo, se enfrenta hoy, al desafío de posicionarse internacionalmente en el lugar que le corresponde, y convertirse en un referente a nivel mundial, entre otros retos.

El compromiso de AES será con su sector y con la sociedad en su conjunto ya que velará por los estándares de excelencia de la sastrería española, a través de la creación de un sello de calidad de «Sastrería Artesanal Española» que diferenciará a través de una etiqueta en los mismos trajes, las prendas creadas a mano conocidas como «Bespoke», de las prendas creadas con otras técnicas de confección. Todo ello, según los criterios del ya creado comité formado por maestros sastres artesanos y especialistas en la materia.

Por otro lado, creará un certificado de calidad para la sastrería industrial, que reconozca la labor y buen hacer de este tipo de sastrería.

En la presentación, participó también su vocal Enrique Sanjurjo, quién resaltó la importante labor de formación que se realizará desde la asociación, ya que afirmó que en el sector de la sastrería «no hay paro», muy al contrario, existe una gran demanda de profesionales que conozcan el oficio, y que son cada vez más difíciles de encontrar. «Queremos garantizar el futuro y la continuidad de este noble oficio, a través de la formación activa en las distintas disciplinas de la sastrería» – puntualizó Sanjurjo.

Posteriormente, De Oteyza explicó que el objetivo que persiguen es «La Ruta Sartorial Española», dentro de los circuitos turísticos. Del mismo modo que grupos de turistas amantes de la sastrería viajan a distintos países y ciudades europeas como Nápoles en Italia, «debemos ser capaces de que ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao, tengan su propia ruta sartorial con una oferta atractiva para que sean incluidas en las propuestas de los circuitos turísticos y hoteleros de turoperadores internacionales», expuso.