Pablo Iglesias
Pablo Iglesias - Victor J Blanco/GTRES

Pablo Iglesias recupera el jersey «con mensaje» del debate electoral

El líder de la formación morada ha cambiado las camisas «low cost» por marcas menos asequibles

MadridActualizado:

Pablo Iglesias se ha reunido la mañana de este martes con el presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, con el fin de pedir un Ejecutivo de coalición. El atuendo elegido por el líder de Podemos ha sido el mismo que ya lució durante el debate electoral celebrado el pasado mes de abril y que ya en su momento captó las miradas.

En aquella ocasión, Iglesias cambió la camisa azul por un jersey negro que de lejos podía parecer de Ralph Lauren. No lo era, pero sí era de una de sus marcas fetiche, que no llega al precio de la firma norteamericana pero que tampoco es del Alcampo.

Se trata de la marca 198 y entre las prendas más emblemáticas que han fabricado para los líderes de la formación morada se encuentra un polo negro con la bandera republicana cosida al cuello que llevó a sus primeras tertulias y la versión tricolor de la camiseta de la selección española de fútbol que Iglesias lució en la jornada de reflexión de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo de 2015.

La tienda física de la marca se encuentra en la calle de la Palma de Malasaña y se ha erigido como una de las favoritas de los integrantes de Podemos, pero no son los únicos que apuestan por ella. Además de Iglesias y Juan Carlos Monedero, también la usan otros políticos de izquierda como Cayo Lara, grupos de música como Barricada y Boikot, y «activistas» como Willy Toledo. La firma –que tiene como logotipo al dios romano Apolo, al que describe como «símbolo de la victoria civil» y que es un símbolo en la pechera de los simpatizantes de Podemos– se presenta en su página web como «el símbolo de la victoria de la gente».

Marcas asequibles

El estilo de Pablo Iglesias se ha transformado con el paso del tiempo. El candidato de Podemos se adentró en el escenario político con una imagen muy humilde y decantándose por la moda «low cost». Y si hay una de sus afirmaciones relacionadas con el mundo de la moda que aún se recuerda es cuando contó que, antes de hacerse político, adquiría su ropa en una gran superficie comercial: «Hasta que me metí en este lío compraba en los supermercados normales, en el Alcampo. Y desde que empecé a rodearme de gente con un mínimo sentido de la estética voy a sitios diferentes. Pero soy muy dejado para eso».