Una modelo luce uno de los diseños de Custo Barcelona
Una modelo luce uno de los diseños de Custo Barcelona - Ugo Camera

Custo Barcelona, creatividad incombustible

Presentó una colección moderna y potente en la Semana de la Moda de Nueva York

MadridActualizado:

La personalidad de la marca barcelonesa se mostró a lo grande en su primer desfile tras la alianza con el grupo italiano Aeffe. «Vamos a posicionar la marca hacia arriba, con mucha calidad y un claro deseo de emocionar», contó Custo Dalmau a ABC el lunes en Nueva York. Y es que desde que la empresa ha sellado su acuerdo de licencia con Velmar, propiedad del grupo italiano Aeffe, la identidad de la marca parece acentuarse aún más. Excelente idea en un mundo plagado de empresas sin identidad propia que nacen y mueren sin cesar.

Custo Dalmau
Custo Dalmau - Ugo Camera

«La combinación es perfecta, ahora nosotros nos dedicaremos al área creativa, mientras que en Velmar llevarán la gestión empresarial e industrial», confesaba Custo Dalmau con satisfacción y confianza. «En un sector tan competitivo como el de la moda, es clave diferenciarse y ofrecer piezas inclasificables, que se conviertan en objetos de deseo».

Centrados ahora en los mercados chino, italiano y estadounidense, en Custo probablemente sigan desfilando en Nueva York, aunque lo más probable es que la Semana de la Moda de Milán se incluya en su gira como plato fuerte.

En Custo privilegian potenciar la esencia de la marca, ese «más x», ese algo único que les convirtió en inconfundibles y que creó un nuevo estilo, ajeno a las modas y las tendencias: un privilegio reservado a pocas -poquísimas, habría que decir- marcas de moda. Ahora vuelven a retomar las colecciones de hombre, para las que ya han lanzado una colección de baño presentada en el desfile. Esta novedad no será la única: Custo Barcelona ampliará sus colecciones a nuevos tipos de producto, entre las cuales anticipamos que el calzado, las gafas, la ropa íntima, las prendas de baño y los bolsos podrían ser una alternativa evidente y exitosa.

Ugo Camera
Ugo Camera

El grupo italiano Aeffe, propietario de Velmar, la sociedad que ahora controla las licencias de Custo, es también el propietario de marcas como Moschino, Alberta Ferretti, Blugirl, Byblos o Anna M. Aunque han trasladado la sede de Custo a Rimini, en italia, el departamento creativo se mantendrá en Barcelona liderado por los hermanos Dalmau. La estrategia de expansión pasará por reforzar el canal online, la distribución en tiendas multimarca y alguna tienda propia que sea clave.

La colección recién presentada en Nueva York revelaba piezas estelares de gran brillo, con materiales técnicos y cortes inesperados combinados con «ventanas» por las que se deja ver el cuerpo, creadas con tiras de jacquard colocadas siguiendo patrones geométricos. Los mini vestidos se alternaron con algún delicioso -e histórico- pantalón acampanado de imaginería setentera. Una sucesión de originales tipos de trench en tejidos galácticos dio paso a conjuntos de chaqueta y falda y a icónicas prendas de baño.

Ugo Camera
Ugo Camera

El ADN de Custo Barcelona sigue patente y aún con más fuerza, confirmando que mientras otras marcas pegan «palos de ciego», los hermanos Dalmau reafirman la genialidad de su creatividad, de su estilo tan particular, futurista y joven. Velmar (Aeffe) y Custo se convierten así en un tandem impecable para seguir presentando y vendiendo colecciones de total actualidad, exclusivas, que no pierden su identidad y abrazan algunos de los valores que más aprecian los millennials, como son la autenticidad y la tecnología. Creatividad, creatividad y creatividad.