El certamen Miss Alemania elimina el desfile en bikini

«Lo que queremos destacar es la personalidad de Miss Alemania y para eso el desfile en bikini no era muy relevante», ha justificado el director del concurso, Max Klemmer

Corresponsal en BerlínActualizado:

Mientras famosas de medio pelo intentan hacer su agosto posando en bikini, el certamen Miss Alemania acaba de anunciar que elimina del concurso el tradicional desfile en la escueta prenda de baño. A partir de la edición de 2019, el jurado tendrá que apañarse con una presentación en moda de verano previa a la deliberación final. Y lo mismo ocurrirá con los candidatos masculinos, que tampoco tendrán que desfilar en bañador, sino en un desenfadado pantalón corto, a modo de apuesta informal, como máxima prueba de destape.

«Lo que queremos destacar es la personalidad de Miss Alemania y para eso el desfile en bikini no era muy relevante», ha justificado el director del concurso, Max Klemmer. Y con el objeto de poder valorar mejor la personalidad de las aspirantes, se ha sumado una nueva prueba que consiste en una entrevista personal en la que el jurado preguntará a las chicas, entre otras cosas, por sus opiniones políticas. «No solo queremos ver a alguien que sirva como top model, sino a alguien que pueda representar dignamente a Alemania», ha explicado Klemmer, desatando una ola de comentarios sobre las posibles consecuencias de determinadas opciones políticas sobre la decisión del jurado. Y aún hay más: para ganar el concurso de belleza de Alemania será necesario demostrar hábitos de vida y de alimentación saludables además de presentar pruebas de la práctica regular de algún deporte.

«Yo confío en los criterios de jurado y es estupendo que este concurso vaya desarrollándose», ha dicho, en un alarde de diplomacia, Olivia Möller , Miss Alemania 2018, sin entrar a valorar si predecesoras como Claudia Schiffer o ella misma habrían pinchado en una entrevista sobre política.

Aunque los organizadores del concurso afirman que no siguen los pasos de nadie con esta decisión, lo cierto es que los desfiles de mujeres ligeras de ropa van siendo eliminados desde hace años en contextos alemanes tan resistentes como la Fórmula 1, que ha abolido las denominadas Grid Girls de sus programas después de reiteradas críticas de sexismo a la aparición de jovencitas mínimamente vestidas y portando los carteles con los nombres y números de los pilotos. También los organizadores del campeonato mundial de tiro de dardos han eliminado a las llamadas Walk-On-Girls, sin olvidar que Miss América, en Estados Unidos, es elegida ya sin desfilar en bikini. El popular diario Bild Zeitung, el más leído de Europa, también ha optado recientemente por eliminar de sus portadas a la señorita diaria medio desnuda que servía como reclamo, quizá este haya sido el síntoma más destacado de la tendencia que llega ahora al certamen de Miss Alemania.

En la página web oficial del concurso, que se celebra desde 1927 interrumpido solamente por los bombardeos de la II Guerra Mundial, todavía pueden verse las imágenes de la final del año pasado, en la que las aspirantes se mostraban en bikini negro como prueba de fuego para las finalistas. Quizá el próximo año aparezca en su lugar una transcripción de la entrevista en la que deberán a partir de ahora definirse políticamente las aspirantes, como justificación de una elección en la que el elemento subjetivo seguirá sin duda jugando un papel importante.