Yves Saint Laurent y Catherine Deneuve y
Yves Saint Laurent y Catherine Deneuve y - AFP

Catherine Deneuve subasta sus Yves Saint Laurent

«Me separo de esta ropa con melancolía. Son las creaciones de un hombre con tanto talento que solo creaba para que las mujeres estuvieran más guapas», indica la actriz francesa

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Obligada por la venta de su casa en Normandía, que le ha dejado sin espacio, Catherine Deneuve subasta más de 300 creaciones de Yves Saint Laurent que trazan una historia de amistad de más de cuarenta años entre la actriz y el diseñador.

Desde este miércoles y hasta el día 30 a través de internet, y el jueves en la sede parisina de Christie's, la colección que cambiará de manos constituye a su vez un recorrido por su trayectoria profesional, al haberla acompañado en sus galas y ceremonias más destacadas.

«Me separo de esta ropa con melancolía. Son las creaciones de un hombre con tanto talento que solo creaba para que las mujeres estuvieran más guapas», indica la actriz francesa en un mensaje transmitido por la casa de subastas.

Su relación se remonta a 1965. Deneuve, que por aquel entonces tenía 22 años y estaba casada con el fotógrafo de moda David Bailey, se dirigió al taller del modisto en París para encargar un vestido de noche con el que acudir a una recepción de la reina británica. Desde entonces, actriz y diseñador tejieron una relación en la que ella le sirvió de musa y embajadora, paseando sus vestidos en Cannes, Berlín o Hollywood, y delante de la cámara en filmes como «Belle de Jour», de Luis Buñuel, cuyo vestuario fue firmado por el francés.

Deneuve, de 75 años, no ha desvelado qué hará con el resultado de la venta, cuya pieza más icónica se espera que alcance los 5.000 euros. Se trata de un vestido corto que llevó en 1969 la noche en que conoció al director Alfred Hitchcock, punta de lanza de un vestuario donde también sobresale el modelo que portó en los Oscar del año 2000, cuando «Est-Ouest», de Régis Wargnier, estuvo nominada como mejor cinta extranjera.

La exposición de sus conjuntos en la sede de Christie's ha atraído a buen número de curiosos, que aprovechan la oportunidad de tocar y probarse gran parte de los mismos, de los que el 80 % son creaciones de alta costura, pensados especialmente para la actriz. «Es una venta icónica. Aquí se reúnen las artes francesas de la costura y el cine», explica a la británica Patricia Frost, consultora textil de la casa de subastas.

La colección incluye el esmoquin que Deneuve llevó en enero de 1982 para la celebración de los 20 años de la «maison» en el cabaré Lido de París, o el traje de chaqueta con el que acudió a los Globos de Oro de 1993, cuando «Indochine», también de Wargnier, fue distinguido como mejor filme extranjero.

AFP
AFP

Fotografías de esos momentos, portadas de revistas e imágenes de la actriz con el diseñador dan vida a algunas de esas creaciones en venta, la más antigua de las cuales está fechada en 1965 y la más reciente en 2002, seis años antes de la muerte del diseñador.

Admiradores de una y otro podrán hacerse también con complementos: sombreros, pañuelos, zapatos y bolsos que cerraron algunos de sus «looks» más icónicos, que Deneuve (París, 1943) también usaba en su día a día. Christie's organizó hace diez años en el Grand Palais de París la venta de las obras que Saint Laurent coleccionó durante décadas junto a su compañero Pierre Bergé, que superó los 373 millones de euros, y con esta subasta se acerca de nuevo a un creador del que Deneuve llegó a decir que fue su más bonita "historia de amor".