La Reina Letizia y Juliana Awada
La Reina Letizia y Juliana Awada - AFP

Los aciertos estilísticos (y un desliz) de Juliana Awada

La visita de Mauricio Macri y su mujer a España ha dejado un reguero de estupendas imágenes

MADRIDActualizado:

La visita de Mauricio Macri y Juliana Awada a España ha dejado un reguero de estupendas imágenes. Curiosamente, la cordialidad mutua en su trato con los monarcas españoles ha levantado menos ríos de tinta que el guardarropa de la primera dama argentina. Tras la llegada del matrimonio Macri al Palacio Real el pasado miércoles -ella vistiendo un precioso abrigo rosa con estola-, vinieron las imágenes de la cena de gala, donde Juliana Awada lució impresionante con un vestido rosa apagado del creador argentino Gabriel Lage con escote, tirantes y falda con volumen. Lo curioso del caso es que la prenda se había confeccionado con un tejido de la marca española Gratacós. La sencillez de su peinado, maquillaje y accesorios resaltaron su belleza.

Doña Letizia escogió para esa misma cena un vestido largo de terciopelo negro de Felipe Varela, más serio, que acompañó por primera vez de la corona «Flor de Lys», que pertenece al conjunto de ocho piezas de «joyas de pasar», que Ansorena realizó para la boda de la Reina Victoria Eugenia. Siempre favorecida con diademas de menor tamaño, la Reina Letizia lo estaba menos con esta enorme tiara, ya que sus rasgos, su peinado y la falda recta del vestido no abultaban lo suficiente como para ir en proporción.

En su visita a ARCO, Awada volvió a confiar en la marca Menage a Trois para su vestido camisero de estampado geométrico y eligió zapatos merceditas de dos tiras de Gucci. La Reina Letizia brilló con su vestido blanco de vuelo y escote de chimenea, zapatos de salón de Magrit y una pochette con estampado de serpiente. La tarde del jueves, los Macri visitaron la Casa de América, donde coincidieron con Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler. Awada posó con un conjunto de abrigo y pantalón blanco de corte más sport.

Quizás el momento menos afortunado de los estilismos de Doña Letizia y Juliana Awada fue durante la cena que los Macri ofrecieron el jueves en El Pardo en honor a los Reyes. Awada escogió un poco afortunado vestido blanco largo con encajes y transparencias, que acompañó de unos largos pendientes, maquillaje extremadamente fuerte y una salvaje melena suelta. Una combinación que le hizo perder su habitual contenida sofisticación. Doña Letizia, muy favorecida con su chignon, cartera de Burberry y vestido de lentejuelas a rayas, combinó medias negras con un escote veraniego y sin mangas, una mezcla que producía cierta «cacofonía». No obstante, la Reina y la primera dama argentina, han impulsado la imagen de las industrias de la moda de sus países.