periplo infernal

Una luna de miel repleta de desastres naturales

Aterrizaron en Nueva Zelanda horas después de que la tierra temblara y en Tokio dos días antes del gran terremoto

ATLAS
Actualizado:

Erika y Stefan, acompañados de la pequeña Elinor, comenzaron su luna de miel en diciembre visitando Alemania, mejor dicho, los aeropuertos alemanes, donde estuvieron días retenidos por la llamada tormenta de nieve del siglo. Huyeron del frío en dirección a Bali, pero allí, en vez de sol y playa, les esperaba un temporal de lluvias monzónicas. En la siguiente etapa de su circuito de desastres naturales: Australia. Estuvieron acompañados por incendios forestales, inundaciones y un ciclón que les obligó a cambiar el hotel por un refugio.Y aún quedaba lo peor. Aterrizaron en Christchuch, Nueva Zelanda, horas después de que la tierra temblara y en Tokio dos días antes del gran terremoto y la posterior alerta nuclear. Por si acaso, la isla antillana de Aruba debería ponerse en alerta. Es el destino elegido por esta familia sueca par sus próximas vacaciones.