Norma Duval cuidará de sus sobrinas

Actualizado:

Tal y como había dejado indicado ayer, Carla Duval recibió cristiana sepultura en el cementerio de San Isidro, junto a los restos mortales de su padre. El entierro fue a las ocho de la mañana y el destino quiso que fuera en día de Todos los Santos, cuando los cementerios se llenan de flores y familiares que van a rezar ante las tumbas de sus muertos. Firme como una mujer fuerte que es y junto a su madre, hijos, sobrinos y demás familia, Norma Duval dijo adiós a la que ha sido su hermana del alma y su mejor amiga.

Aunque desde el año 2007 Carla luchaba contra un cáncer de útero y ganaba muchas batallas, al final la enfermedad fue mas fuerte. Por eso el pasado viernes, cuando la actriz comprendió que ya no podía dar más de sí, dio orden de que la sedaran y no permitieran que viviera una agonía. Ese mismo día se reunió con sus tres hijos, Juan Carlos, de 21 años, y las mellizas, de once. Se despidió de las niñas con palabras de amor y una entereza que sólo una madre que adora a sus hijas puede tener, les habló de cómo iba a un lugar donde estaría mejor, cerca de la luz, cerca de ellas. Carla siempre llevaba sus cuadernos de notas y por eso dejó cartas a sus seres queridos: a su madre, enferma desde hace un tiempo, a su hermana Norma, su gran apoyo en la vida; a sus hijos, a sus compañeras de reparto de «Brujas», la obra de teatro que la hizo tan feliz...

Hoy Norma Duval empieza a vivir la vida sin su adorada hermana. Lo que esta mujer ha sufrido en los últimas semanas no lo sabe nadie; bueno, sí, aquellos que hayan pasado por lo mismo. Norma ha sido el aliento de Carla, siempre confiaba en ella, y siempre la necesitó. Juntas intentaron todo cuando ya no había dónde encontrar y de ahí que probaran hasta una terapia nueva en Alemania, tratamiento que también sigue María Pineda, hoy rota por el dolor de perder a su gran amiga y cómplice de enfermedad. Ahora Norma tiene que seguir adelante. Sus sobrinas seguirán en su casa dada la delicada salud de su padre, Santiago Paredes, que ayer acudió también al entierro de su ex mujer. Ese fue el ultimo ruego de Carla a su hermana: que cuidara de sus hijas. Norma ya ha empezado a cumplir su palabra.