Marilyn Monroe, en la célebre escena de «La tentación vive arriba» - abc
marilyn monroe

El eterno icono de Hollywood

Angelina Jolie podría encarnar a la legendaria actriz en una nueva película basada en su vida. Casi cincuenta años después de su brumosa muerte, el mito de Marilyn permanece absolutamente vivo

Actualizado:

«Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver». La frase es de James Dean, pero probablemente no haya un ejemplo mejor de estas premisas que Marilyn Monroe. La actriz, fallecida a los treinta y seis años (murió el 5 de agosto de 1962 debido a una sobredosis de barbitúricos, según la autopsia) es uno de los más sobresalientes iconos del siglo XX y su imagen sigue muy presente hoy en día, casi cincuenta años después de su todavía brumosa y turbia muerte.

Según parece, la próxima mujer que encarnará a Marilyn Monroe es Angelina Jolie. «La vida y opiniones de Maf, el perro, sobre su amiga Marilyn Monroe» es el título de la novela escrita por el crítico escocés Andrew O'Hagan en la que se basará la película que protagonizará la mujer de Brad Pitt, y en la que estará acompañada, al parecer, por otro de los galanes de moda de Hollywood, George Clooney. Éste encarnará a Frank Sinatra, que en noviembre de 1960 regaló a la actriz un perro, al que bautizó como Mafia Honey, para aliviarle la pena tras su separación del dramaturgo Arthur Miller. Maf, un terrier escocés, vivió junto a Marilyn sus últimos días, y en la novela de O'Hagan (publicada este año) cuenta entre otros asuntos los detalles del encuentro de la actriz con el presidente John Fitzgerald Kennedy. «Marilyn —escribe el can en el libro— era una criatura extraña e infeliz, pero al mismo tiempo tenía mucho más sentido natural de la comedia consigo misma que ninguna otra persona que haya conocido».

Y es que Marilyn es mucho más que una leyenda o un icono cinematográficos. Nunca ganó ni optó a un Oscar, pero su rostro es la más emblemática imagen de Hollywood. En la página IMDB, la Biblia del cine, figuran noventa películas o episodios de televisión en los que aparece el personaje de Marilyn Monroe. En su piel se han metido actrices como Sally Kirkland, Mira Sorvino o Ashley Judd, y están en marcha, además del ya citado, otros dos proyectos cinematográficos basados en su figura: «Blonde», que contaría con Naomi Watts como protagonista; y «My week with Marilyn», en el que la legendaria actriz sería encarnada por Michelle Williams.

Los retratos realizados por Andy Warhol (que tomó como punto de partida una imagen promocional de la actriz en «La tentación vive arriba») son sin duda el mayor icono de la actriz; hay que sumar los innumerables posados fotográficos, desde el que sirvió para ilustrar la portada del primer número de la revista «Playboy» hasta el que George Barris estaba llevando a cabo cuando la actriz murió.

Algunas de estas fotografías son tan legendarias como la propia actriz. Destaca, entre todas, la serie que Milton Green realizó en 1954 y que mostraba a Marilyn vestida con un tutú de bailarina; una pose que han repetido numerosas actrices, entre ellas Sarah Jessica Parker. Pero la protagonista de «Sexo en Nueva York» no ha sido la única que se ha fotografiado ataviada como Marilyn Monroe. La nómina es larga, e incluye a Nicole Kidman, en un reportaje que fue portada de la revista «Bazaar»; Britney Spears, Madonna, que durante un tiempo fue la reencarnación de Marilyn; la «conejita» Anna-Nicole Smith, absolutamente obsesionada con ella; Scarlett Johansson, que hizo una campaña publicitaria para Dolce & Gabbanna caracterizada como la actriz; o la problemática Lindsay Lohan, que no dudó en repetir la última sesión de desnudo de Marilyn.