Cristiano Ronaldo, en su reciente escapada a Nueva York. - TARGET

El hijo de CR9, hospitalizado

La familia del jugador llegó a toda prisa a una clínica privada de Portugal y sin rastro del famoso papá por sorpresa

LISBOA Actualizado:

Envueltos en un halo de misterio y alarmando a la prensa nacional, varios miembros de la familia del futbolista más famoso del Real Madrid se dirigieron a toda prisa a una clínica privada de Portugal donde, según fuentes del diario británico The Sun, ingresaron al pequeño Cristiano Ronaldo.

Al parecer, una mujer rubia, amiga de la familia, llevaba firmemente agarrado el asa del carricoche en el que iba el bebé envuelto en una manta mientras se apresuraba a entrar en el hospital de el Algarve.

La familia del jugador merengue llegó a la clínica a la máxima velocidad autorizada en un 4X4 de color negro que conducía Katia, la hermana de CR9. Detrás de ellos varios miembros de seguridad les seguían.

El que no apareció en la dramática escena fue el padre de la criatura, que no ha sido visto junto a su hijo, de cuatro semanas, desde que anunciara que se había convertido en papá el pasado 3 de julio.

Afortunadamente, parece que todo quedó en un susto porque los familiares de la estrella futbolística fueron vistos abandonando el Hospital Particular do Algarve a las 4 de la tarde, dos horas después de haber llegado.

El bebé llegó a casa sano y salvo, lo que no sabemos es qué le pasó para alarmar de esa manera a sus familiares. El pasado lunes, Cristiano Ronaldo fue visto, sin su bebé, comiendo en el ostentoso restaurante Vilamoura Marina que está cerca de su nueva tienda de moda CR7. El pequeño, que dicen que tiene los mismos ojos que su padre, se está quedando con la madre del futbolista, Dolores, y otros familiares.