Una boda con doscientos de sus mejores amigos
Mikel Arteta y Lorena Bernal - abc

Una boda con doscientos de sus mejores amigos

Lorena Bernal y el futbolista Mikel Arteta se casaron ayer en Mallorca tras siete años de relación y un hijo. A la boda blindada para exclusiva acudieron varios campeones del mundo

ROSA BELMONTE
Actualizado:

Los castillos son para el verano. Los de arena, los de fuegos artificiales y los de verdad. El diseñador Valentino«invitó la semana pasada a más de doscientos de sus mejores amigos» (sic de «¡Hola!») a su castillo de las afueras de París. Elsa Pataky, que ya perdió el que decía que le regaló Adrien Brody, ha renunciado también al de Thule porque ya no va a ser Sigrid, la novia del Capitán Trueno. Menos mal. Es que se parece más Valentino a Antonio El Bailarín (vale, y a Kim Hunter en «El planeta de los simios») que Elsa Pataky a la legendaria Sigrid de Thule. Lorena Bernal, Miss España 1999, niñera asesina en «CSI Miami» y pelo más sexy del verano, quería casarse en el Castillo de Bellver, en Palma (cielos, me temo que las frases que contienen las palabras Lorena y castillo suenan a circuito turístico francés). Al final, la guapa actriz ha optado por una finca en el interior de la isla. La localización facilita el blindaje de la boda con vistas a la exclusiva. Lorena Bernal y el futbolista Mikel Arteta (guapa ella, guapo él) son de San Sebastián. Por eso se casan en Mallorca.

La fuga de parroquia (también por lo civil) es ahora lo habitual, tan común como el secreto misterioso. Algunos se casan con tanta tontería sigilosa que parecen Mortadelo y Filemón entrando en el cuartel general de la TIA. Y sólo a Lolita le disculpamos el secreto (quiero decir en segundas nupcias). Secreto revelado por sorpresa en la boda de Bahamas de Penélope Cruz y Javier Bardem; misterio para desvelar en próximo número de revista en la boda de Lorena y Mikel. Con desparrame de invitados a lo Fiona style. Con más de doscientos de tus mejores amigos que, además, son futbolistas. Y, encima, campeones del mundo. O sea, el sector de la población más deseado en este momento. Jugadores o ex jugadores del Liverpool, como Pepe Reina, el animador socio cultural de la Selección, o Xabi Alonso, actualmente en el Real Madrid. Mikel Arteta es futbolista del Everton, el antiguo equipo de la ciudad, que el Liverpool es una escisión de 1892, cuando un directivo, tres jugadores y veinte socios del Everton lo fundaron (advenedizos, según el historiador Paul Preston, hincha del Everton). De uno u otro equipo, todos españoles en Liverpool. Desde Catalina de Aragón y Bienvenida Pérezno había exportado España tanta pata negra a las islas.

La boda, a la que también acudieron Carlos Moyà y Carolina Cerezuela o Darek y Susana Uribarri, se celebró ayer en la finca Es Revellar, en Campos, lugar ultrasecreto que no se especificaba en las invitaciones (aunque al parecer, sí la cuenta corriente, según he leído en el «Ultima Hora»). La cena la servía Nassau, el restaurante del pijo Beach Club del Portixol. Y hoy estaba prevista otra celebración en el Mood Beach de Puerto Portals (ya los veo vestidos de blanco jipi). Boda y tornaboda. Esto de estirar los enlaces a lo largo de los días da un aire como de princesa sueca (con castillo o sin castillo) y es una ventaja para la exclusiva porque permite varios escenarios y varios modelitos. Próximamente en sus quioscos. Y queda inaugurado este pantano de verano.