Temas

Ana Aznar Botella

Ana Aznar Botella imágenes y vídeos

Aznar-Abascal, la otra boda

Aznar-Abascal, la otra boda

El enlace entre José María Aznar Botella y Mónica Abascal altera la discreción habitual en la que se mueve la pareja

Las otras estrellas de la F-1

En la dársena del puerto están puestos todos los focos. Allí se concentran los rostros conocidos y las fiestas con motivo del Gran Premio de Europa

Ana Aznar madre de su cuarto hijo

Ana Aznar madre de su cuarto hijo

Ana Aznar y Alejandro Agag no paran. La hija del ex presidente del Gobierno, José maria Aznar y su marido, Alejandro Agag han tenído a su cuarto hijo.

Aznar, abuelo por cuarta vez

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha sido abuelo por cuarta vez después de que su hija Ana haya dado a luz en una clínica madrileña a un niño que se llama Alonso.

Despedida de solteros

Despedida de solteros

Naty Abascal y Valentino fueron los más esperados en la fiesta de Rafael Medina y Laura Vecino

Ana Aznar, espera su cuarto hijo

Ana Aznar, espera su cuarto hijo

Ana Aznar y Alejandro Agag están esperando su cuarto hijo. Así lo confirmó la madre de la misma, Ana Botella, a su entrada a la Plaza de Las Ventas. «Mi hija está muy bien, un embarazo siempre es una

ana aznar espera su cuarto hijo

ana aznar espera su cuarto hijo

Ana Aznar, hija del ex presidente del Gobierno, Jose María Aznar está embarazada...según ha informado un conocido programa de tv Ana Aznar y Alejandro Agag podrían esperar el nacimiento de su tercer hijo para navidades.

«La consigna es: hay que atacar a Aznar»

«La consigna es: hay que atacar a Aznar»

«Atentado en Madrid... No hija, creo que no. Además estoy con una periodista de ABC que lo sabría». Al teléfono Ana Aznar, que llama alarmada a su madre para preguntarle, desde el aeropuerto de

MAYTE ALCARAZ | MADRID Comentar

La familia de Ana Botella

Aveces los silencios hablan e incluso son mucho más elocuentes que las propias palabras. Cuando los despachos de agencia están plagados de protestas públicas de muchos políticos reivindicando su

González y Aznar, vacaciones en Marbella

González y Aznar, vacaciones en Marbella

Cuentan algunos que en tiempos de Felipe González como presidente de Gobierno no quería que sus ministros veranearan en Marbella por aquello del ambiente de jet-set que se vivía en la «milla de oro» y

González y Aznar, vacaciones en Marbella

González y Aznar, vacaciones en Marbella

Cuentan algunos que en tiempos de Felipe González como presidente de Gobierno no quería que sus ministros veranearan en Marbella por aquello del ambiente de jet-set que se vivía en la «milla de oro» y

Sopa de siglas en el Supremo

Sopa de siglas en el Supremo

«L.B.» o «Luis el Cabrón». Su identidad es una de las grandes incógnitas de la «operación Gürtel», las iniciales y el apodo de alguien que no sale precisamente beneficiado desde el punto de vista

Del «paddock» al yate

X. MORET/ R. COSÍNVALENCIA. La celebración del Gran Premio de Europa en Valencia ha atraído a la ciudad, tal y como suele ocurrir en cada cita del Mundial de Fórmula Uno, a un notable grupo de

Meirás. Dos bodas y un circo

Meirás. Dos bodas y un circo

Como en «El anillo del Nibelungo» que hace unos días puso en escena Tankred Dorst en Bayreuth, la acción en el pazo de Meirás se desarrolló en dos niveles. Uno dentro y uno fuera. La boda de verdad

MEIRÁS. Dos bodas y un circo

Como en «El anillo del Nibelungo» que hace unos días puso en escena Tankred Dorst en Bayreuth, la acción en el pazo de Meirás se desarrolló en dos niveles. Uno dentro y uno fuera. La boda de verdad

Luna de miel con compañía

Luna de miel con compañía

Hasta la fecha «lo más» era cargarse ciertas tradiciones y comenzar modas nuevas al más puro estilo «corta y pega» de lo que hacen los famosos. Que en su boda los vip ya no cortan la tarta nupcial con

Luna de miel con compañía

Hasta la fecha «lo más» era cargarse ciertas tradiciones y comenzar modas nuevas al más puro estilo «corta y pega» de lo que hacen los famosos. Que en su boda los vip ya no cortan la tarta nupcial con

El Rey media con McLaren

POR ENRIQUE YUNTAMONTMELÓ. Pasear por el «paddock» en domingo de carrera obliga a andar con la cabeza bien alta, a fardar de pose y a esperar que te pasen de arriba abajo. De los armarios salen las

POR ENRIQUE YUNTA. MONTMELÓ Comentar
La presentación de Pelayo Agag Aznar

La presentación de Pelayo Agag Aznar

Aunque vive en Londres (en el barrio de Chelsea), el matrimonio Agag-Aznar prefiere que sus hijos nazcan en España. Y Pelayo, que vino al mundo el miércoles, lo hizo en la madrileña clínica de Nuestra

La presentación de Pelayo

Aunque vive en Londres (en el barrio de Chelsea), el matrimonio Agag-Aznar prefiere que sus hijos nazcan en España. Y Pelayo, que vino al mundo el miércoles, lo hizo en la madrileña clínica de Nuestra

POR ROSA BELMONTE. FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO. MADRID. Comentar
Ana Aznar y Agag, vacaciones en Cerdeña

Ana Aznar y Agag, vacaciones en Cerdeña

Ana Aznar, hija del ex presidente del Gobierno, y su marido, Alejandro Agag, disfrutan de unos días de descanso en la isla italiana de Cerdeña en compañía de sus dos hijos, Alejandro, de tres años, y

Las bodas más sonadas del verano

Las bodas más sonadas del verano

Alegría en la familia de María Palacios, ex novia de Alesandro Lequio. Confirmación de que una madre siempre tiene razón y sabe muchas veces mejor que sus propios hijos lo que les conviene. Los padres

La banca aterriza en la feria

La banca aterriza en la feria

E. YUNTAMONTMELÓ. Entre el tumulto destaca la menuda figura de Bernie Ecclestone, el tipo que mueve el cotarro en la Fórmula 1. A él se pegan todos los vips para darle palmaditas y de paso para

Paulina se regala cuatro puntos de sutura en su boda

Paulina se regala cuatro puntos de sutura en su boda

La cantante mexicana Paulina Rubio y el español Nicolás Vallejo-Nájera "Colate" contrajeron matrimonio hoy en una ceremonia religiosa celebrada ante unos 200 invitados en el parque turístico de

Agencias/ MANUEL M. CASCANTE. CORRESPONSAL Comentar

«Paddock» o feria de las vanidades

Es la zona noble del circuito, en donde se mueve la gente guapa que acude al evento con la intención de que el que pasa al lado se fije en su modelito. La zona en la que las escuderías montan sus campamentos y en la que se realizan actos protocolarios por doquier desde primera hora de la mañana. Una pasarela de famosos que alegra la vista al pretencioso personal

La faena templada La faena templada

¡Jose, machote! El griterío de los incondicionales que acompañó ayer a Aznar en la jornada de cierre del Congreso del Partido Popular resume las vibraciones que se registraron en el recinto de Ifema. De reconocimiento y de una mal disimulada nostalgia <br/> <br/>MADRID. La sombra de Aznar resultó ayer oblicua y más alargada que la del ciprés de Silos. El patio nada conventual del pabellón nueve de Ifema, poblado hasta ese instante de bullicio, transacciones verbales, palmetazos en la espalda, componendas, sonrisas o crujir de dientes (dependiendo de los casos) quedó repentinamente desierto. Todos dentro, en el salón plenario, como chinches en costura, enlatados y entregados. Tras el magisterio denso de Manuel Fraga, iba a tomar la palabra el ex presidente del Gobierno, quien, jupiterino, no sólo no defraudó las expectativas, sino que incendió los ánimos y prendió las ovaciones más sinceras de este Congreso. <br/> <br/>Perfecto conocedor de la fibra sensible de las bases y los cuadros directivos, puso en pie a la clase de tropa, enardecida, emocionó a María San Gil (realzada por un metafórico colgante, un gran corazón plateado) y humedeció la mirada de Carlos Iturgáiz, al recordar a los compañeros asesinados. Una sinfonía afectiva en la que también hubo notas de mención para la familia y síntomas de genuina caída de baba en lo que se refiere al nieto. Ana Botella escuchaba, contenida, sentada junto a su hija Ana Aznar, quien esta vez usó gafas para apreciar mejor los detalles escénicos, justo ahora que su marido Alejandro Agag se ha operado de miopía para tener aún mejor vista. Muy cerca, Mar Utrera, la esposa de Ruiz-Gallardón. <br/> <br/>Acebes y Rajoy, en medio del vendaval de Némesis (la cal viva del discurso desintegró las reticencias, si es que había alguna) cuchichearon ocasionalmente y pedalearon bien como tándem, mientras Javier Arenas respondía con un expresivo ademán taurino hacia el tendidoa la referencia personal que le dedicó Aznar. Entre la concurrencia, a la vez, hubo estampas rocambolescas como la de una joven pareja de compromisarios (heterosexual, dado que los tiempos exigen la aclaración del matiz) besándose golosamente justo cuando el orador denostaba el terrorismo de Estado. <br/> <br/>Lo de Rajoy cerró la sesión, después de que el nuevo presidente se bebiera el trago de ver cómo riadas humanas dejaban el coso tras la templada y vibrante faena de Aznar. Ya el vídeo que prologó su intervención fue menos épico y más ramplón que el del ex jefe del Gobierno e hizo bajar la temperatura ambiente. Así que el líder entrante no se metió en jardines y se limitó a seducir en los cinco minutos en los que echó mano de giros irónicos (su mejor veta), al glosar la errática trayectoria de los zetapé. Lo demás, correcto sin muchas alharacas, y preámbulo de la desbandada progresiva de las gaviotas en migración hacia sus lugares de origen. <br/> <br/>A la salida, Fraga voló de los primeros (Baltar y Cuiña han gangrenado, con su ausencia, la herida gallega), los invitados Enrique Múgica y Cándido Méndez se abrieron paso con gesto desabrido y Zaplana se escabulló huidizo. También desfilaron Álvarez del Manzano, los dos Sanz (Miguel, el navarro, y Pedro, el riojano), Arias Cañete exhibiendo don de gentes, Michavila pletórico y Luisa Fernanda Rudi, de rojo. El colofón fue que Aznar y Botella (tanto monta, monta tanto) se zambulleron en agasajos espontáneos y aclamaciones nada crípticas. «¡Jose, machote!». ¡Jose, machote!