El último ex de Abascal
Adriana Abascal - BERNARDO PAZ
EN SU PUNTO

El último ex de Abascal

Hace apenas una semana la ex de Villalonga, la mexicana Adriana Abascal, acudía en Nueva York a una exposición en compañía de su amor, el atractivo empresario Chris Brown

BEATRIZ CORTÁZAR
Actualizado:

Hace apenas una semana la ex de Villalonga, la mexicana Adriana Abascal, acudía en Nueva York a una exposición en compañía de su amor, el atractivo empresario Chris Brown. Apenas unos días después la propia Adriana ha confirmado su ruptura sentimental con Chris al tiempo que anuncia su siguiente proyecto artístico en Miami coincidiendo con la feria Art Basel. Junto a su socia Cathy Vedoviinaugurará un espacio, el edifico M Building, en pleno centro de Miami. «Los silencios y las pausas también forman parte de la partitura y en estos momentos necesito reflexionar en soledad», ha escrito Abascal en su twitter para poner punto y final con Brown.

Tal vez de eso hablaron los invitados a la nueva tienda Kielh’s en el barrio de Salamanca de Madrid, acto que contó con la actriz Amaia Salamanca como imagen de esta firma de cosmética, que hizo un donativo a la fundación Pequeño Deseo que amadrina a su vez Eugenia Martínez de Irujo. El acto, que reunió a una larga lista de invitados, fue una de esas ocasiones donde muchos buscaron el encuentro entre Eugenia y Cari Lapique, antes íntimas, hoy muy distanciadas. Cari llegó con Naty Abascal y Maribel Yébenesy no dio carnaza a los medios evitando la foto de la noche.

Muy cerca, en la calle Serrano, el diseñador Ermanno Scervino, el favorito de famosas como Sharon Stone, Claudia Schiffer o Beatrice Borromeo, inauguraba su tienda con madrinas como Ana Rosa Quintana, feliz con su premio Ondas, y Bibiana Fernández, encantada con la gira teatral que este fin de semana la tendrá en Málaga. Mientras esa tarde Marta Sánchez inauguraba una espectacular tienda de Swarovski en Barcelona en el palco de autoridades del Santiago Bernabeú, la firma de joyería y relojes Chopard celebraba una subasta a beneficio de la Fundación Real Madrid. Como detalle ahí está el pujador que se llevó unas botas de Ronaldopor 2.600 euros.