Trío de damas en escena

Belén Rueda, Aitana Sánchez-Gijón y Maribel Verdú regresan al teatro

MADRID Actualizado:

Belén Rueda, Aitana Sánchez-Gijón y Maribel Verdú, tres de las más destacadas y populares actrices del cine español, preparan su regreso a escena. Lo harán a bordo de una adaptación teatral de «La caída de los dioses», la primera, y como protagonistas de «The vibrator play» (todavía no hay título español) las segundas.

Tras su deslumbrante irrupción en el cine con películas como «Mar adentro» y, especialmente, «El orfanato», Belén Rueda debutó en el teatro con «Closer», una obra de Patrick Marber con la que estuvo más de un año de gira por toda España. Ahora, el director esloveno Tomaz Pandur le abre de nuevo la puerta de la escena. Ayer comenzaron en Madrid los ensayos de «La caída de los dioses», una adaptación de la película de Visconti firmada por Darko Lukic que se estrenará el 17 de marzo en el teatro Calderón de Valladolid. Belén Rueda ha confesado a ABC que encarnará a Sophie von Essenbeck (el papel que interpretó en el cine Ingrid Thulin) en una historia de decadencia ambientada en la Alemania nazi. Le acompañan en el reparto Pablo Rivero, Alberto Jiménez, Manuel de Blas, Santi Marín, Fernando Cayo, Fran Boira, Olivia Molina y Emilio Gavira.

Aitana Sánchez-Gijón y Maribel Verdú llevaban mucho tiempo buscando un texto que las reuniera de nuevo en el escenario después de la experiencia de «Un dios salvaje», de Yasmina Reza. Finalmente, parece que la obra elegida es una pieza de Sarah Ruhl titulada «The Next Room or The vibrator Play». Se estrenó en Broadway en octubre de 2009 y es una divertida comedia que cuenta una historia de frustraciones sexuales femeninas ambientada en un próspero balneario urbano de Nueva York, en los albores de la electricidad. Las dos actrices encarnarán a Sabrina Daldry y Catherine Givings, dos mujeres insatisfechas sexualmente que encuentran en un nuevo invento, el vibrador eléctrico, la solución a sus problemas. No hay todavía fecha de estreno ni teatro, ni se sabe tampoco quién va a dirigir la función.