Tortilla y chuletas de cordero para Obama en casa de Banderas
Antonio Banderas invitó a cenar a Obama el pasado 24 de octubre - AFP

Tortilla y chuletas de cordero para Obama en casa de Banderas

Banderas ha destacado que Obama le resultó sumamente cordial y encantador y que la conversación fue muy distendida

ABC
Actualizado:

Con la que está cayendo, más nos vale que sea verdad el refrán de que las penas con pan son menos penas. Eso es lo que ha debido de pensar el actor español Antonio Banderas, quien en compañía de su esposa, Melanie Griffith, ofreció el 24 de octubre una cena al presidente Obama en su residencia de Hancock Park, en Los Ángeles, fiesta de la que ya se conocen suculentos manjares.

Para empezar, el menú, que no pudo ser más español: tortilla de patatas y chuletitas de cordero. También se ha evidenciado que la cena ha sido el primer paso del apoyo de parte del mundo latino al presidente en su carrera electoral hacia la Casa Blanca, que concluirá justo dentro de un año.

De hecho, en la cena, a la que acudieron un centenar de invitados a los que previamente tuvo que dar su consentimiento la oficina del mandatario —según informa hola.com—, también estaba presente otra descatacada e influyente persona de la comunidad hispana, Eva Longoria, ferviente demócrata.

Por su parte, Banderas ha destacado que Obama le resultó sumamente cordial y encantador y que la conversación fue muy distendida y en ella hablaron sobre todo de las últimas películas protagonizadas por el actor malagueño, muy en especial de «El gato con botas», filme que las hijas del presidente estaban deseando ver. Igualmente, Banderas cuenta que el presidente entró en su casa bajo una lluvia de pétalos de rosa, alumbrado por velas. «Esa entrada del coche blindado en el jardín de mi casa fue alucinante», resumió el popular actor. En cualquier caso, lo más importante es saber que en California hay lechales. ¿O los llevaron volando desde Aranda de Duero?