Kate Winslet, ilesa tras un incendio en la isla de Richard Branson

Kate Winslet, ilesa tras un incendio en la isla de Richard Branson

Actualizado:

La actriz británica, su familia y otra veintena de huéspedes han salido sanos y salvos del fuego desatado, el pasado fin de semana, en la isla caribeña propiedad de Richard Branson, presidente del grupo Virgin. Winslet, que se había desplazado hasta Necker Island (Islas Vírgenes) con sus hijos y su novio, el modelo británico Louis Dowler al parecer, le ha dado una segunda oportunidad tras su ruptura a finales del año pasado), estaba pasando unos días de descanso en el espectacular complejo.

Según el propio Branson, el incendio comenzó aproximadamente a las cuatro de la madrugada y aunque el origen del fuego sigue siendo objeto de investigación, todo apunta a que los rayos y los fuertes vientos que trajo consigo la tormenta tropical Irene fueron la causa del desastre. Su hijo Sam fue quien consiguió evacuar a Winslet y el resto de invitados de la casa, poniéndolos a salvo. «Kate Winslet, su novio y su familia estuvieron aquí, pero están bien», aseguró. La noticia ha sido confirmada por la representante de la actriz, Sara Keene.

El magnate británico asegura que la casa ha quedado «completamente destruida» y que el fuego no pudo ser extinguido por completo hasta el lunes. Ahora su intención es reconstruir el complejo «tan pronto como sea posible, aunque hay muchos daños que no se van a poder arreglar hasta dentro de un tiempo».

Tras comprar la isla a principios de los años 80, el gobierno local obligó a Richard Branson a construir un resorten menos de cinco años o tendría que devolverla.