Felicidades Sacha
Borja Thyssen y Blanca Cuesta - ABC
EN SU PUNTO

Felicidades Sacha

La baronesa Carmen Thyssen quiso felicitar a su nieto Sacha con motivo de su cuarto cumpleaños

Actualizado:

Un breve telegrama, el mismo que envió hace exactamente un año, fue la manera con la que la baronesa Carmen Thyssen quiso felicitar a su nieto Sacha con motivo de su cuarto cumpleaños. «Felicidades Sacha. Tita». Ni una palabra más. Ni una menos. Ni un peluche, ni un lazo. Ni tan siquiera un «de tu abuela Tita». La baronesa ha recurrido al envío de telegramas, costumbre que hace muchos años se utilizaba casi siempre para anunciar malas noticias, ya que la llegada a un hogar del cartero con un telegrama en la mano siempre ponía nerviosa a la familia.

Para Borja Thyssen y Blanca Cuesta no hubo susto puesto que el mismo telegrama recibió su hijo cuando cumplió tres años. Mientras Sacha estaba feliz abriendo sus regalos y rodeado de unos pocos amiguitos (este sábado harán la fiesta con sus compañeros de colegio) y se ponía al teléfono cuando llamaban sus abuelos o sus tíos para felicitarle, sus padres le dijeron que su otra abuela también le felicitaba. Lo bueno de tener cuatro años es que ni te enteras de esas historias ni te interesan lo más mínimo. A esa edad lo único que importa es comprobar que el coche de pilas funcione o que el mando del juguete esté encendido.

Lo cierto es que la historia de los Thyssen sigue donde la dejamos la última vez, sin vías de comunicación ni manera de poder entenderse. Hay dos pleitos abiertos en los juzgados y hay una familia dividida que no es capaz de borrar el pasado y darse una nueva oportunidad. Mientras Tita insiste en sus mensajes públicos de que ella hace todo lo que puede, Borja y Blanca prefieren no alimentar la polémica y seguir con su tranquila vida en Madrid sin separarse de sus dos hijos, que son el eje de su única atención. Pues lo dicho: felicidades, Sacha.