El clan Zidane al completo
El clan Zidane al completo - Instagram

Los Zidane, a remojo en Ibiza y ajenos a las polémicas del Mundial

El exentrenador madridista celebró su 46 cumpleaños en la isla pitiusa rodeado de su «escultural» familia

MadridActualizado:

Desde las calas turquesas de Ibiza, el Mundial de Fútbol se ve de otro color. Francia ha salido airosa de la primera ronda y España se beneficia de un golpe de suerte, pero Zinedine Zidane está más pendiente estos días de lucir palmito en exiguos bañadores que de resultados. El único «VAR» al que no quita ojo es al que le sirve cada tarde una nueva puesta de sol. Su salida del Real Madrid, cinco días después de ganar su tercera Copa de Europa consecutiva, precipitó un cisma de dimensiones mayúsculas que zarandeó los pilares de la Selección. Fiel a su estilo, discreto y parco en palabras, vive ajeno a polémicas lejos de Rusia. La semana pasado voló a la isla pitiusa en compañía de su mujer Veronique Fernández y de sus cuatro hijos; Enzo, de 23 años, Luca, de 20, Theo, de 16, y Elyaz, de 12.

Como si del anuncio de un nuevo gimnasio se tratara, el clan Zidane ha posado para su álbum personal a bordo de un barco presumiendo de cuerpos disciplinadamente esculpidos. En el caso de Zizou y sus hijos tampoco reviste mayor mérito. Lógico que un entrenador se matenga en forma y lo mismo para Enzo que juega en el FC Lausanne (Suiza), Theo que ejerce como tercer portero del Real Madrid y los dos pequeños, alistados en las categorías inferiores del equipo madrileño. Pero Veronique, de 47 años y con raíces almerienses, tampoco se queda corta en esta exaltación veraniega del abdominal. Está claro que su pasión por el ballet y su pasado como majorette han dejado huella en su esbelta silueta. Desde pequeña se sintió atraída por el baile clásico, pero tampoco desdeñó la danza moderna. Y sí, un día bailando en una discoteca parisina, en 1989, se cruzó con el hombre que le cambió el paso: Yazid Zinedine Zidane. Fue amor a primera vista. «Supe que sería el padre de mis hijos», ha comentado ella en alguna ocasión. No le falló la intuición, con 24 años de matrimonio a sus espaldas y la misma complicidad de antaño.

La pareja nunca se ha prodigado en fiestas ni photocalls y, de hecho, de no ser por sus hijos su escapada a Ibiza no hubiera trascendido. Pero Enzo, un auténtico influencer con más de un millón de seguidores en Instagram, ha sido el encargado de desvelar el paradero de la familia. Y a pesar de haber viajado juntos, el matrimonio y sus hijos han encontrado tiempo para hacer planes por separado. Zizou, que el pasado sábado cumplió 46 años, ha aprovechado para salir a cenar con su mujer, mientras que los jóvenes han medido su destreza al volante en una carrera de quads o comprado algunos caprichos en un mercadillo callejero.

Y de Ibiza, a Marrakech. De nuevo, eran sus hijos los que a mediados de esta semana subían varias fotografías en el zoco de la ciudad roja. Al terminar este viaje, combinanarán sus escapadas con algunos días de descanso en su casa de Conde de Orgaz (Madrid), donde la familia seguirá afincada a excepción de Enzo. Los pequeños continuarán el año que viene con sus estudios en el Liceo francés.

Comentarista en la BBC

Zidane no es el único que estos días vive un tanto ajeno a lo que acontece en los estadios rusos. Álvaro Morata digiere el no estar convocado por Julen Lopetegui bajo el sol y arropado por su familia. Morata no ocultó su decepción tras quedarse fuera y compartió una foto en Instagram junto a su mujer Alice Campello, en la que hablaba de ella como su mayor apoyo en los malos momentos. Posteriormente publicaba una imagen navegando con el siguiente mensaje: «Cuando vas a empujar a tu mujer al agua y te empuja ella! 3 contra 1! Hombre al agua!!», haciendo alusión a los gemelos que espera.

Morata y su mujer
Morata y su mujer - Instagram

Su compañero de banquillo en el Chelsea Cesc Fabregas también ha tenido que cogerse unas vacaciones no deseadas. Tras su boda con Daniella Semaan el pasado mayo, se escapó unos días para irse de luna de miel a Ibiza con sus tres hijos en común: Lia, Capri y Leonardo y los otros dos de un matrimonio anterior de la libanesa. Pero Fabregas sí que está pendiente de lo que pasa en Rusia puesto que ha viajado allí con la cadena británica BBC, para ejercer como comentarista. Y está siendo implacable.

Fabregas junto a su familia
Fabregas junto a su familia - Instagram