Zaragoza: Un siglo en imágenes

La Expo va a marcar un antes y un después en la historia de Zaragoza. Pero, hace justo cien años, otra exposición de calado internacional transformó su estampa urbana y la proyectó al exterior. Fue la

ROBERTO PÉREZ
Actualizado:

La Expo va a marcar un antes y un después en la historia de Zaragoza. Pero, hace justo cien años, otra exposición de calado internacional transformó su estampa urbana y la proyectó al exterior. Fue la Exposición Hispano-francesa de 1908, que sirvió para cerrar heridas del belicoso pasado, de los sangrientos Sitios de Zaragoza que, en 1808, levantaron a los aragoneses en defensa del invasor francés.

Pues bien, esos cien años transcurridos entre la Exposición Hispano-francesa y la Expo de este verano se repasan de forma didáctica en la muestra fotográfica organizada por ABC con una selección de imágenes que reposan en su tremendo archivo documental. «Zaragoza, de Expo a Expo (1908-2008)» es el nombre de la exposición que ayer se inauguró en la Plaza de Los Sitios de Zaragoza, un lugar emblemático: en pleno corazón de la capital aragonesa; el lugar que acogió los pabellones de la Exposición Hispano-francesa; y la plaza presidida por el monumento a Los Sitios, inaugurado por el rey Alfonso XIII en presencia del presidente Maura, en 1908.

La muestra que ABC exhibe en Zaragoza hasta el 24 de agosto es una auténtica crónica gráfica de los cien años transitados por esta ciudad a orillas del Ebro. Y es, también, un botón de muestra, mínimo pero significativo, del tremendo patrimonio documental, gráfico, que atesora el archivo de ABC: más de treinta millones de imágenes lo componen. Es un referente del periodismo y, en particular, del periodismo gráfico, no sólo nacional sino internacional.

De Expo a Expo, con 168 fotos

«Zaragoza, de Expo a Expo» consta de 168 fotografías de entre las miles tomadas en Zaragoza y guardadas en el archivo de ABC. Esta muestra es un homenaje a los cien años de esta ciudad abierta al mundo a través de dos exposiciones de proyección internacional; y también es una forma de sumarse a la celebración del año de la Expo dando a conocer una parte de la riqueza gráfica de este diario.

En la inauguración, ayer en la Plaza de los Sitios, estuvieron presentes, entre otros, el director de ABC, Ángel Expósito, el comisario de la muestra y director de Archivo y Documentación de este diario, Javier Aguado; el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch; el presidente de Expoagua, la sociedad organizadora de la Expo, Roque Gistau; el director de la Fundación Zaragoza 2008, José Ángel González; la consejera municipal de Cultura, Pilar Alcober; el viceconsejero de Cultura del Gobierno de Aragón, Juan José Vázquez; el director general de Cultura del Ejecutivo regional, Ramón Miranda; el director del Pabellón de Caja Inmaculada (CAI) en la Expo 2008, Agustín García Inda; y el director de Instituciones y Convenios de CAI, Fernando Arcega.

Ángel Expósito destacó que «para ABC es muy importante que se vea su archivo», la riqueza cultural que atesora,y contribuir a su difusión cultural. Y reivindicó, también, el tradicional formato de la prensa escrita como fuente documental de referencia, «en un momento en el que el mundo digital nos está haciendo perder mucha perspectiva histórica».

Compromiso cultural de ABC

«Recuperar la historia y la cultura es importantísimo para ABC», afirmó Ángel Expósito. La organización de «Zaragoza, de Expo a Expo» la enmarcó en esa vocación divulgativa de ABC, que se plasma igualmente en el proyecto de digitalización de su archivo, al que se podrá acceder en el futuro a través de internet.

No ha resultado sencillo seleccionar las imágenes que componen esta exposición. Y no ha sido fácil porque la criba a realizar era considerable, entre «las miles de fotografías de Zaragoza que hay en el archivo de ABC» y que, en todos los casos, reflejan algún episodio singular de la capital aragonesa y de sus gentes durante estos últimos cien años, según explica Javier Aguado. «Hemos dedicado meses a trabajar en la selección de las imágenes, desde antes de navidades, con la participación de varios profesionales». Según el director de Archivo y Documentación de ABC, la elección de las fotografías estuvo dominada por un criterio básico: «Reflejar cómo ha evolucionado Zaragoza a través de imágenes en las que aparezca el factor humano».

A partir de ahí, la muestra se estructura en doce capítulos: «Zaragoza 1908», en el que se refleja la capital hace cien años, su aspecto y sus gentes; «La Exposición Hispano-francesa», dedicada específicamente a mostrar fotografías de aquel acontecimiento; «El agua y el Ebro», con estampas que reflejan el influjo del gran río en la vida cotidiana de la capital, en ocasiones tornado en desastre con sus crecidas; «La vida social»; «La evolución urbana»; «Los toros y deportes»; «La Familia Real», a través de las visitas reales a Zaragoza; «La cultura»; «Los monumentos»; «Sucesos»; «Fiestas» y «La Zaragoza de 2008».

Históricos de la fotografía

La muestra la componen imágenes firmadas por históricos de la fotografía como Aurelio Grasa, Miguel Marín Chivite, Coyne, Oña, Gaspar, Francisco Goñi, Cifuentes, Teodoro Naranjo o Ramón Alba, autor de la primera fotografía aérea, tomada en Marruecos en 1909 y publicada en ABC. Fabián Simón, actual fotógrafo de ABC en Zaragoza, pone la firma a las imágenes que repasan los últimos años, con la Expo como colofón.

El delegado de ABC en Aragón, Manuel Trillo, destacó que la muestra ofrece a los zaragozanos «una crónica gráfica del siglo comprendido entre dos momentos trascendentales en la historia de la ciudad, como fueron la Exposición Hispano-francesa de 1908 y la Expo 2008 que se celebra estos días».

La exposición ha sido posible gracias al patrocinio de Caja Inmaculada, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón y Expo Zaragoza 2008, así como la colaboración de la Fundación Zaragoza 2008 -encargada de organizar los actos conmemorativos del Bicentenario de los Sitios- y el Ayuntamiento de la ciudad. Además, la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza ha brindado su apoyo para la elaboración de un suplemento especial que recoge en 24 páginas buena parte de las imágenes expuestas y que se distribuye en la propia muestra durante los dos primeros fines de semana.