Woody Allen:«Soy un gran defensor del movimiento #MeToo»

En una entrevista para el programa de televisión argentino «Periodismo para todos», el actor ha vuelto a negar los abusos a su hija Dylan Farrow y ha asegurado que él debería figurar en los carteles del movimiento feminista

MADRIDActualizado:

Harvey Weinstein, James Franco, Bill Cosby... No son pocos los nombres de Hollywood que se han visto envueltos en el movimiento #MeToo, con el que las mujeres han dicho basta ante los abusos sufridos a manos de los hombres. Y, entre los apellidos ilustres, también están Farrow y Allen. El primero gracias a Ronan Farrow, uno de los periodistas que ganó el Pulitzer gracias a su trabajo en el caso Weinstein. Y el segundo, encarnado por su padrastro, Woody Allen, a quien hace 25 años Mia Farrow denunció por abusar de la hija de ambos, Dylan.

El caso de Woody Allen lleva desde entonces dando vueltas en el imaginario colectivo. ¿Abusó de Dylan? Una pregunta que el periodista argentino Jorge Lanata le preguntó directamente en su programa «Periodismo para todos», en una entrevista exclusiva en la que el actor no rehusó hablar de ningún tema.

«Claro que no abusé de ella. Es algo que se analizó hace 25 años por las autoridades y se llegó a lac onclusión de que no era cierto. Fue el final de aquella historia, he seguido con mi vida y que vuelva ahora... Es terrible acusar a una persona de algo así. Soy un hombre con una familia e hijos», declaró Allen, quien siempre ha negado los supuestos abusos a la joven. «Me acusan de algo terrible. Me duele y le duele a mi familia. Cuando te han investigado y encontrado inocente y todo regresa, te sientes angustiado», añadió el cineasta.

«Debería ser imagen de #MeToo»

Esta es la primera entrevista de Allen después de que su hija adoptiva, Dylan, ofreciera hace un par de meses su versión de lo ocurrido. Era su primera aparición pública en televisión y la joven contó con el apoyo de varias actrices, que se negaron a volver a trabajar junto al neoyorquino. Sin embargo, Allen se defiende como uno más dentro del movimiento #MeToo.

Woody Allen junto al periodista Jorge Lanata
Woody Allen junto al periodista Jorge Lanata

«Ahora que existe el movimiento #MeToo lo apoyo, quiero que se lleve ante la Justicia a los acosadores. Creo que eso es algo bueno. Pero me molesta que me vinculen con ellos, con personas que han sido acusadas por 20, 50 y 100 mujeres de abuso. Y yo, que fui acusado una vez por una mujer en un caso de custodia de menores que se demostró falso, soy agrupado con estas personas. Yo soy un gran defensor del movimiento #MeToo, me conmuevo cuando denuncian a personas que acosan de mujeres y hombres inocentes, es bueno que los expongan», añade el artista.

De hecho, Woody Allen asegura que su defensa del movimiento es tal que «yo debería ser imagen de #MeToo y estar en sus carteles, porque he trabajado en películas durante cincuenta años, he trabajado con cientos de actrices, cientos y ni una sola, famosa o principante, nunca nadie ha sugerido ningún tipo de indecencia en absoluto. He empleado a cientos de mujeres en los equpos de producción y les hemos pagado los mismos salario que a los hombres. Estoy de su lado y me siento parte de eso. Estoy completamente a favor de que lleven a la justicia a los verdaderos abusadores».