El vocalista de Maná, al borde de la muerte

Fher Olvera se ha sometido a numerosas cirugías estéticas que han hecho temer por su vida

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Prácticamente irreconocible. Sin apenas poder abrir los ojos, con la frente sin expresión, los pómulos exageradamente marcados y las cejas más altas. El rostro del vocalista de Maná, Fher Olvera, ejemplifica de nuevo que los excesos no son buenos y que las operaciones estéticas pueden acaban desfigurando la cara si no se hacen con criterio y mesura. El nuevo aspecto físico del cantante mexicano de 55 años fue de lo más comentado en la gala de los Grammy Latinos celebrados la pasada semana.

La adicción de Olvera al bisturí ha hecho incluso temer por su vida. Así lo ha confesado su exmujer Mónica Noguera en una entrevista. «En el tiempo que estuvimos juntos -de 2013 a 2015- se hizo una cirugía muy peligrosa en Los Ángeles, en la cara. Casi se muere porque le cortaron una vena. El doctor cortó una vena que no debía y le hicieron unos tres cortes creo, en la garganta, se estaba desangrando, tuvieron que parar la operación», explicó Noguera.

Su exmujer alabó su figura y opinó acerca de sus supuestos nuevos retoques: «No se tiene que enfocar en la cuestión física cuando él es tan gran artista, tan gran persona [...] Espero que no se haga nada más porque Fher no lo necesita».

Por supuesto, en las redes sociales no han faltado los comentarios sobre su adicción a la cirugía estética. Al intérprete de éxitos como «En el muelle de San Blas« o «Labios Compartidos» le han compardo con un personaje de Star Trek, con Ken el novio de Barbie y hasta con la neoyorquina Jocelyn Wildestein, conocida como «la mujer gato« por su similitud a este felino debido a sus operaciones estéticas.