Pedro Larrañaga y Maribel Verdú

Vídeos caseros para montajes de quinta

Por BEATRIZ CORTÁZAR
Actualizado:

Desde su famoso y espeluznante accidente en la mismísima plaza de la diosa Cibeles el trío tralalá, o sea, la tal Loli Álvarez, su inseparable Toni Genil y el arlequín de turno, no nos habían regalado la vista con esos impagables vídeos caseros que luego ponía a la venta por las distintas televisiones un amigo del trío con el que se completaba el cuarteto. Sus posteriores operaciones de estética, emulando la serie de la momia, o sus bodas con abortos incluidos no habían conseguido alcanzar esos índices de audiencia que los programas persiguen a diario y cuya conquista va rizando el rizo de lo imposible. Pero he aquí ahora que el trío tralalá reaparece cual ave fénix, en pleno cambio de pelaje, para deleitarnos con uno de sus «im-presionantes» vídeos en el que pillan «in fraganti» al marido de la tal Loli mientras se escapa al parador de Toledo con una ex de Jesulín, de cuyo nombre es ya imposible acordarme. La trama la calculan casi al detalle y digo casi porque como el grupo anda corto de presupuesto graban la secuencia previa a lo que se intuye el gran encuentro amoroso. Graban el previo, la copa a dúo junto al ventanal bien iluminado (tampoco hay presupuesto para luces), la entrada con miradas pícaras al hotel, la salida al día siguiente con el sol radiante, los rostros satisfechos y la misma ropa, que es la pista que dejan para descubrir la infidelidad... Insisto que como no hay presupuesto en este vídeo casero (van a tener que pedir subvenciones al Ministerio de Cultura), un empleado de ese establecimiento cuenta después que la pareja no pernoctó; que simplemente tomaron una copa y quedaron a la mañana siguiente para desayunar. ¡Pena de guión! Con 120 euros más hubieran podido reservar una habitación y ya nadie hubiera dudado de esas reveladoras imágenes. ¡Pena de producción! Aunque lo mejor de todo es que como nadie se cree el rollo «macabeo» que van vendiendo, ahora el trío tralalá anda más preocupado en insistir en que hubo infidelidad -en que lo visto es cierto-, que en querer defender «su matrimonio». Desde aquí pido a quien proceda una mención especial para estos vídeos que vuelven a demostrar que la realidad siempre supera la ficción.

Pedro Larrañaga se queda con el Teatro Maravillas. El productor Pedro Larrañaga se convierte en empresario teatral ahora que acaba de quedarse con el madrileño Teatro Maravillas y cuyas obras de reconstrucción piensa comenzar enseguida para poder abrir la temporada teatral en septiembre del año 2004. Sin duda una buenísima noticia para el mundo de la escena que recupera así uno de los escenarios más emblemáticos en uno de los barrios más clásicos de la capital como es Malasaña. Por cierto, Larrañaga y su mujer, Maribel Verdú, no estarán mañana en la presentación del libro de María Luisa Merlo dado que se encuentran fuera de Madrid. Quienes sí acudirán serán la actriz Amparo Rivelles, hermana de Carlos Larrañaga, ex marido de la autora, y su hija Amparo, pese al enfado que tiene el actor al saber las cosas que Merlo cuenta en sus memorias. «Más indignado está por lo que cuenta de sus padres que por lo que dice de él que, seamos claros, tampoco le llama bonito», me dice una persona muy cercana a Larrañaga. Lo que también me aclara es que tanto el actor como su actual mujer, María Teresa Ortiz Bau, quieren casarse por la Iglesia pero que Carlos no se atrevía a pedir la nulidad matrimonial por no salir en los papeles con el fin de evitar que todo el mundo se pusiera a hablar de ellos. «Como ahora el lío ya está armado con este libro, ha decidido que ya no pierden nada y que lo mejor es pedir la nulidad», añaden.

Un hijo de Raphael sigue sus pasos. Manuel Martos, tercer hijo de Raphael y Natalia Figueroa, se presentó la semana pasada en Madrid en la sala Clamores con su grupo de música en el que lleva la voz cantante. Sin querer aprovecharse de la fama de su padre, sin querer hacer más ruido que el necesario con su música, Manuel Martos siempre ha llevado la música dentro y siempre ha sabido ir haciendo sus temas y sus actuaciones fuera del mundo del famoseo y fuera de las comparaciones. Su estilo es moderno, su voz muy buena y su modestia un lujo en extinción. Esa noche Manuel tuvo a sus dos hermanos, Jacobo y Alejandra, junto a sus respectivos, a su lado, mientras sus padres se quedaban en casa donde esperan con toda la paciencia del mundo el momento en que los médicos vean que ya se puede someter a Raphael a un transplante de hígado. Mientras llega ese día, intentan hacer una vida normal y tranquila acudiendo al cine, de paseo y recibiendo a muchos amigos en su casa de las afueras de Madrid. Rocío Jurado, Alaska, Camilo Sesto, María Teresa Campos, Tina Sáinz, Paco Gordillo con su mujer y Carmen Jara, entre otros, suelen visitarle y animarle en divertidos encuentros que la ajetreada vida de Raphael no le había permitido tener hasta la fecha. O, por lo menos, no con tanta frecuencia.